El IMAS quiere poner en marcha esta legislatura un centro Barnahus de atención a niños víctimos de abuso sexual

El presidente del IMAS, Guillermo Sánchez, y otros representantes de la institución, en el centro Barnahus de Tarragona.
El presidente del IMAS, Guillermo Sánchez, y otros representantes de la institución, en el centro Barnahus de Tarragona. - CONSELL DE MALLORCA
Publicado: jueves, 29 febrero 2024 14:39

PALMA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conseller insular de Bienestar Social y presidente del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Guillermo Sánchez, ha visitado en Tarragona el centro Barnahus de atención a niños y adolescentes víctimas de abuso sexual con la intención de poner en marcha esta legislatura una iniciativa igual en Mallorca.

Sánchez ha viajado a Tarragona con las directoras de Servicios Sociales, Infancia y Familia del IMAS, Apol·lònia Socias, y de Centros y Programas de Atención Integral a la Infancia y la Adolescencia, Magdalena Ramis, para conocer el modelo de atención.

Este centro fue el primero de España que puso en marcha el modelo importado de Islandia y que ofrece atención a las víctimas en una unidad centralizada donde se encuentran todos los recursos necesarios para atender a los casos.

Sánchez ha explicado que el modelo Barnahus propone importantes mejoras en la atención a niños, niñas y adolescentes. "Lo queremos implantar en Mallorca y, de hecho, ya estamos trabajando para que pueda estar operativo esta legislatura", ha adelantado.

El presidente del IMAS ha destacado que en este modelo el sistema se adapta al niño, mientras que a día de hoy, cuando un niño sufre o se sospecha que ha sufrido abusos "debe hacer un periplo por distintos lugares y explicar, cada vez, un hecho altamente traumático".

Con el modelo Barnahus no deben ir a comisaría ni al hospital cuando llega una sospecha, sino que las familias y víctimas se desplazan al centro, que ofrece un entorno seguro que evita la revictimización al tiempo que se activan el resto de profesionales. Así, son los policías, los psicólogos forenses, los abogados o los fiscales los que se desplazan al centro.

La colaboración interdepartamental es uno de los fundamentos del modelo, que propone un espacio amigable para los niños, con decoración adaptada a su edad, y que, además de favorecer la atención, mejora el procedimiento judicial, puesto que las víctimas declaran en el mismo espacio.

"Los niños y niñas que han sufrido violencia sexual necesitan confiar en poder ser ayudados. Está demostrado que si tienen un equipo de profesionales de referencia que les atiende en un mismo centro, se sienten más cómodos y seguros. Siempre hemos dicho que lo importante es la persona y, en el caso de los niños y adolescentes, aún más", ha concluido el conseller insular.

Save the Children es la entidad impulsora de este modelo, que atiende a cualquier situación de abuso sexual entre niños y adolescentes, tanto si es justo una sospecha como si ya ha sido revelada.

La intervención incluye la evaluación psicosocial, la investigación policial, la exploración médico-forense de la víctima y la entrevista exploratoria y forense.

Además, ofrece acompañamiento y asesoramiento en relación al procedimiento judicial y se coordina el trabajo con los servicios implicados. También se da información y asesoramiento a la judicatura y fiscalía, y los profesionales del servicio colaboran para prevenir y detectar las situaciones de violencia sexual.

Leer más acerca de: