IPFB lanza la campaña 'No maternity traffic' contra la maternidad subrogada

Actualizado 03/05/2015 13:47:49 CET

PALMA DE MALLORCA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

   El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) ha lanzado, conjuntamente con varias ONG europeas, y coincidiendo este domingo con el Día de la Madre, la campaña 'No maternity traffic' dirigida a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa pidiendo la prohibición de la maternidad subrogada por ser contraria a los derechos humanos.

   "La maternidad subrogada infringe los derechos y la dignidad de mujeres y niños", según IPFB, ya que "supone someter a condiciones contractuales la concepción, gestación, nacimiento y posterior entrega de un niño a los contratantes del servicio y adquirentes del producto final, el menor" y "utiliza y explota a mujeres que son contratadas para la gestación y favorece el tráfico mercantil de material reproductor".

   Así, "supone un grave daño a los intereses del menor que se ve reducido a la condición de mero producto y que ve dispersada la relación filial, puesto que en el contrato participan los donantes de material reproductor, la madre gestante y los adquirentes del menor".

   IPFB ha denunciado que esto "convierte la procreación de seres humanos en un servicio industrial", por lo que trasladará esta petición a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa el próximo 25 de junio.

   En particular, pedirán la abolición de la maternidad subrogada porque "los seres humanos no son cosas y no pueden ser vendidos, cedidos o alquilados" y "la maternidad subrogada es una forma de explotación de la mujer".

   "Rompe el vínculo materno filial y legaliza el tráfico de seres humanos", ha añadido IPFB, que considera que la maternidad subrogada es contraria a la legislación europea y a las normas internacionales, en particular La Declaración de los Derechos del Niño, (1989) la Convención para la eliminación de la discriminación de la mujer, (1979) la Convención sobre la adopción (1967 y 1993) la Convención sobre la trata de seres humanos (2005) y sobre Derechos Humanos y Biomedicina.

   Además, pedirán al Consejo que solicite a los Gobiernos de los Estados Miembros de la Unión Europea la elaboración de normas que prohíban la práctica de la maternidad subrogada en Europa y que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos garantice los derechos de las madres y de los nacidos a causa de la maternidad subrogada y condene esta práctica como contraria a los Derechos Humanos.

   IPFB ha animado a los ciudadanos de Baleares a que firmen dicha petición en la pagina web www.nomaternitytraffic.eu para su entrega el 25 de junio de este año en el Parlamento Europeo