Publicado 09/11/2015 18:32CET

El juez Castro indaga en el dictamen elaborado por el Consell Consultiu sobre Son Espases

PALMA DE MALLORCA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El juez instructor del caso Son Espases, José Castro, ha solicitado al Consell Consultiu que remita al Juzgado copia de los documentos y libros de registros relativos al dictamen que emitió el órgano en torno a la construcción del hospital público, y que según varios miembros de la institución consultiva fue elaborado de forma irregular.

La mesa de contratación del hospital recabó la opinión del Consultiu tras filtrarse en prensa que la empresa con mejor puntuación para ganar el concurso era la oferta más cara, representada por OHL. Tras el dictamen y el informe realizado por varios Colegios Profesionales, la construcción del hospital recayó finalmente en manos de la UTE liderada por Dragados.

Varios miembros del Consell Consultiu emitieron voto discrepante
al dictamen que dictó éste sobre el proceso de adjudicación, e incluso uno de ellos, el catedrático Joan Oliver, manifestó la pasada semana su convicción de que el Govern empleó este organismo como "pantalla para poner humo a algo turbio", aseverando que "no es ilógico pensar que había una voluntad política detrás" personificada en el expresidente Jaume Matas.

Del mismo modo, otra integrante de la entidad, Carmen Fernández, apuntó a las anomalías que vio durante la tramitación del procedimiento, como el hecho de que el entonces presidente del Consultiu, Miquel Coll -ya fallecido-, se arrogara la potestad de valorar y emitir un dictamen sobre el proceso de contratación cuando por turno de reparto esta labor le correspondía a ella.

Según puso de manifiesto en su comparecencia como testigo ante el juez José Castro, era la primera vez que sucedía en trece años, y recordó por ello que emitió un voto particular ante la falta de transparencia del proceso.

Por su parte, el actual presidente del órgano y entonces vocal, Rafael Perera, negó ante Castro que el Govern "presionase" a la entidad a la hora de pronunciarse sobre Son Espases, y manifestó que Miquel Coll "no hacía ninguna maniobra más allá de la estricta legalidad".

"No creo que haya ninguna irregularidad en absoluto", incidió Perera, quien durante varios años ejerció además la defensa del expresidente del Govern Jaume Matas. El letrado se mostró convencido de que el exmandatario autonómico solicitó la opinión del Consell Consultiu "a favor de los intereses de la Comunidad Autónoma".