La mayor detección de ciberdelitos engrosa el aumento de la criminalidad un 5% en el primer trimestre en Baleares

Publicado: viernes, 17 mayo 2024 17:45

PALMA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

La mayor detección de ciberdelitos ha engrosado el aumento de la criminalidad un 5% en el primer trimestre, de enero a marzo, de este año en Baleares.

En una nota de prensa, la delegación del Gobierno en Baleares ha informado que la mayor detección de delitos cometidos por medios informáticos copó, de enero a marzo, el aumento global de la criminalidad en las islas en torno a un 5% en comparación con el mismo período de 2023. En concreto, se denunciaron casi 3.500 infracciones penales relacionadas con la ciberdelincuencia, en su mayoría estafas, un 36% más que el año pasado por estas fechas.

En términos generales, el resto de tipologías descendieron, especialmente los delitos contra la libertad sexual, de los que se registraron un 9,6% menos de denuncias, así como las sustracciones de vehículos y los hurtos --en este último, la bajada es de un 7,5%--. Destaca especialmente la reducción del número de robos en explotaciones agrícolas o ganaderas, que alcanza su mínimo de los últimos cuatro años, con 12 denuncias.

Por el contrario, se constató un fuerte incremento de las denuncias por tráfico de drogas, que prácticamente se duplicaron en relación al primer trimestre del año pasado, con un total de 133 en 2024. En este período, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad contabilizaron en Baleares 16.376 delitos, según el balance que puede consultarse en la web del Ministerio del Interior.

POBLACIÓN FLOTANTE

La tasa de criminalidad en el archipiélago se sitúa en 66 delitos por cada 1000 habitantes, un indicador que no refleja la existencia de una importante población flotante, dado que este estudio solo tiene en cuenta los habitantes censados, según ha explicado Delegación del Gobierno en Baleares. Aun así, ésta sigue por debajo de los valores medios que se registraban antes de la pandemia; en 2020 y 2021 la criminalidad se redujo a tasas de 51 y 52 delitos por cada 1000 habitantes, respectivamente, por el efecto de los confinamientos y de las restricciones de movilidad, mientras que en 2019 esta tasa se aproximó a los 68 delitos por cada 1000 habitantes.

Por otra parte, en los tres primeros meses del año la tasa de personas detenidas e investigadas fue de 255 --15 puntos más que el año pasado-- y el grado de esclarecimiento de los casos superó el 41%.

Por islas, la tasa de criminalidad del primer trimestre en Mallorca es de 66 infracciones; en Ibiza se sitúa en 79; en Menorca es de 46,7 y en Formentera asciende a 59,4 infracciones por cada 1000 personas censadas.

Por municipios de más de 20.000 habitantes, la tasa se mantiene invariable en Ibiza (87,5) y Calvià (92) y baja en Alcúdia y en Ciutadella, con índices de 69 y 57,6 casos por 1000 residentes censados, respectivamente. En el resto, se producen incrementos de diversa magnitud. En Palma, esta subida es de algo menos de cuatro décimas y se contabilizan casi 83 delitos por cada 1000 habitantes.