La oferta náutica de Baleares para un verano de récord

Publicado 15/05/2015 11:15:44CET
Oferta de turismo naútico
ATB

PALMA DE MALLORCA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera las cuatro islas que forman el Archipiélago Balear, tienen puesta a punto su oferta de turismo náutico en un verano que espera batir el récord histórico de visitantes después de que en todo 2014 se recibieran un total de 13.580.000 turistas y que 2015 haya registrado la mejor temporada baja de los últimos seis años, según las cifras del Instituto de Estadística de Baleares (Ibestat).

Para desarrollar esta oferta náutica, los 1.428 kilómetros de costa de la Comunidad autónoma cuentan con un total de 43 puertos. De estos, 32 se encuentran en Mallorca, tres en Ibiza, siete en Menorca y uno, el puerto de la Savina, en Formentera.

A partir de aquí se pueden encontrar puertos deportivos, estaciones náuticas y todo tipo de centros especializados en actividades acuáticas: desde centros de buceo, alquiler de piraguas, padel surf, motos y bicicletas acuáticas, parapente, flyboard, chárter náutico o, incluso, los mayores parques de atracciones acuáticas de Europa.

Entre estos espacios, sobresale el puerto de Palma que recorre todo el paseo Marítimo de la ciudad y en él se pueden encontrar cuatro zonas diferenciadas: muelles comerciales, muelles de Poniente, las dársenas deportivas y el dique del Oeste. Desde la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) aseguran, además, que es uno de "los más importantes" de la zona mediterránea en cuanto a tráfico de cruceros.

Asimismo, desde la costa de Palma hasta s'Arenal de LLucmajor se pueden acceder a algunos de los clubes náuticos más relevantes de todo el Archipiélago. Entre ellos se encuentran el Real Club Náutico de Palma (RCNP), el Club de Mar, el Club Náutico Portixol, el Club Náutico Marítimo Molinar Levante, el de Cala Gamba, el Arenal y el Club Marítimo San Antonio de la Playa.

En el RCNP se celebran competiciones como la Copa del Rey-Mapfre de Vela o el Trofeo Princesa Sofía-Iberostar de Vela o se desarrollan eventos como el Salón Náutico Internacional de Palma (conocido internacionalmente como la Boat Show Palma) que, en este 2015 cuando ha cumplido su edición número 32, ha contado con la mayor exposición de superyates de vela del mundo.

Por su parte, la 34 edición de la Copa del Rey-Mapfre de Vela, que forma parte de las 52 Super Series y del Tour Europeo Soto 40 para 2015, se disputará entre el 1 y el 8 de agosto en la Bahía de Palma. Durante estas fechas es habitual ver a los Reyes de España navegar por las costas de Baleares o pasear por las calles de Palma y Don Felipe, como ya lo fuera su padre, es un participante asiduo en esta regata.

Pero Mallorca no es la única isla donde se celebran competiciones náuticas, cada vez más popular es la Ruta de la Sal en Ibiza, que se celebra en abril, la Regata Ophiusa en Formentera (también celebrada en abril) y la Regata Menorcamaxi cuya segunda edición se celebrará en las aguas del Puerto de Mahón entre el 26 y 31 de mayo.

"CALDO DE CULTIVO QUE DEBEMOS MIMAR"

Precisamente, en la Boat Show Palma, que tuvo lugar hace unas semanas, el conseller de Economía y Competitividad, Joaquín García, destacó la relevancia del sector náutico en Baleares, "en crecimiento" y que, además, constituye "un caldo de cultivo que debemos mimar".

En este sentido, explicó que hay un millar de empresas dedicadas al mar en las Islas y que una tercera parte son sociedades mercantiles que facturaron el año pasado 340 millones de euros.

Además del respaldo de la Administración, el sector vive en los últimos meses, con motivo de las preparaciones previas a la temporada, un aumento en la demanda. Así, el alquiler de embarcaciones de recreo aumentó un 32,31% en el primer trimestre, con 86 matriculaciones, con un cuota de mercado del 11,08%, por detrás de Cataluña, según la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (Anen).

A esta oferta y cifras, se debe sumar la escasez de precipitaciones y el clima suave y moderado por las aguas del mar Mediterráneo. En verano la temperatura oscila entre los 21 y los 24 grados centígrados y en invierno es superior a los 10 grados centígrados, según los valores climatológicos históricos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Los atractivos de las islas mayores -las aguas mediterráneas, su variada línea litoral y el clima suave y sus servicios e infraestructuras-, se comprimen en los enclaves de Formentera y Cabrera.

FORMENTERA: PRADERAS SUBMARINAS, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Las praderas de posidonia de la pequeña de las Pitiusas están desde 1999 declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, al ser consideradas "las mejor conservadas del mar Mediterráneo". A estas, se le unen cuevas, paredes con gorgonias y pecios; todo a poca profundidad y con una visibilidad que oscila entre los 15 y los 30 metros, según se puede leer en la web oficial de la isla.

Cabrera, por su parte, es el único Parque Nacional Marítimo Terrestre de España. A una hora de navegación desde Mallorca se puede visitar, ya sea con barco propio, alquilado o mediante excursiones organizadas desde la Colònia de Sant Jordi, este singular centro natural que cuenta con una superficie protegida de 10.021 hectáreas.

Desde el pasado marzo, además, está abierta la reserva de plazas del albergue de Cabrera dirigido especialmente a los visitantes que no disponen de embarcación donde pernoctar con el objetivo de ampliar la oferta de uso público y acercar el parque a la ciudadanía.

Para el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, que visitó Palma hace unos días, Baleares se está consolidando como un "destino líder a nivel mundial" y esto es gracias, en parte, a la oferta náutica del Archipiélago que complementa las ya clásicas propuestas de sol y playa.

Para leer más