25 de febrero de 2020
 
Actualizado 05/07/2015 6:14:57 CET

La Policía de Ibiza multa a 12 negocios por dejar basura en la calle

Calles de Madrid con basura
EUROPAPRESS

IBIZA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Ibiza ha informado que agentes de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local han multado a varios establecimientos por depositar la basura fuera de los contenedores y al margen de los horarios establecidos. En concreto, en los últimos días el Ayuntamiento ha interpuesto 24 sanciones a una docena de negocios del sector de la hostelería y del comercio.

Según han informado fuentes municipales, varios de los infractores depositaron residuos orgánicos, vidrio y cartón fuera de los contenedores habilitados.

La mayoría de las multas se registraron entre las 7 y las 9 de la mañana, lo que evidencia que los establecimientos dejaron la basura después de que pasara el servicio municipal de recogida, según los agentes. Además, la pasada semana la UMA impuso diez sanciones a ocho bares y restaurantes, siete de las cuales se produjeron por no retirar el mobiliario de las terrazas y tres por no mantener limpio el espacio que ocupan en la vía pública.

Estas acciones se enmarcan en una serie de actuaciones puestas en marcha por el equipo de gobierno de Vila para mejorar la limpieza de la ciudad.

En esta línea, desde el Ejecutivo municipal se recordó en agosto a los propietarios de establecimientos del municipio que dispongan de una licencia para la ocupación de la vía pública, la obligación que tienen de mantener limpia la parte de la calle que ocupen, tal y como establece la Ordenanza de ocupación de vía pública y de zonas y de propiedad privada.

ANIMALES DOMÉSTICOS

El Ayuntamiento ha destacado además que, entre julio y septiembre, la Policía ha registrado 26 multas relacionadas con la tenencia de animales domésticos. En este sentido, las sanciones se han impuesto por llevar al perro suelto por la calle; por tener un ejemplar de raza considerada como peligrosa sin atar y sin bozal en la vía pública; por no recoger los excrementos que el animal ha depositado en la acera o por las molestias causadas por los ladridos de la mascota.

Para leer más