PSOE de Menorca pide que los puntos más polémicos de la reforma de la carretera general se suspendan hasta elecciones

Actualizado 01/07/2015 19:15:36 CET

MENORCA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El PSOE de Menorca ha propuesto al Consell Insular de Menorca que suspenda la ejecución parcial de las obras del tramo de la carretera general entre Alaior y Mahón en todo aquello que afecte a las intersecciones que en la actual planificación se pretenden resolver con rotondas a doble nivel con el fin de que los trabajos en los puntos más polémicos de la reforma se lleven a cabo después de las próximas elecciones del 24 de mayo.

"Si sale elegido el PP, estará legitimado por la expresa voluntad de los ciudadanos para seguir adelante con su proyecto, pero si las elecciones conforman una nueva mayoría política en el Consell, el nuevo gobierno estará a tiempo de rectificar las soluciones previstas", han remarcado este sábado los socialistas.

La ejecutiva insular del partido aprobó ayer viernes una resolución respecto a la necesidad de replantear la ejecución de la ampliación de la carretera general. El texto, que será presentado en los plenos insular y municipales, recuerda que el proyecto ha generado una "fuerte contestación social".

"Su impacto paisajístico y sus consecuencias económicas negativas han sido denunciadas reiteradamente por destacados sectores sociales y empresariales menorquines", han reiterado desde el PSOE de Menorca.

En este sentido, la resolución plantea que, teniendo en cuenta que el periodo de ejecución de la reforma de la carretera es de 18 meses, gran parte de la obra se llevará a cabo durante el próximo mandato.

"Si el Consell retrasa hasta después de las elecciones la construcción de rotondas a doble nivel, el gobierno que salga elegido en mayo podrá decidir si se llevan a cabo o no las obras cuestionadas, mientras que las actuaciones previstas que no han generado controversia pública se pueden seguir ejecutando", han apuntado los socialistas.

El PSOE de Menorca ha señalado que la reprogramación de las actuaciones es "técnicamente posible" sin que perjudique de manera sensible el tiempo de ejecución total de la obra y, además, no tendría consecuencias económicas importantes para el Consell.

"Pedimos al equipo de gobierno un acto de responsabilidad política en nombre de la concordia cívica y el interés superior de Menorca, que debe estar siempre por encima de las consideraciones políticas", han concluido.

Para leer más