Actualizado 30/11/2009 20:41 CET

Los regidores de UM abandonan el pleno del Ayuntamiento y permiten que el PP gane cuatro votaciones

PALMA DE MALLORCA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los tres regidores de UM en el Ayuntamiento de Palma, Miquel Nadal, Cristina Cerdó y Baldomero Oliver -éste último sin derecho a voto- abandonaron hoy el pleno después de que una quincena de jóvenes de EU exhibiesen en la sala una pancarta contra la corrupción y, de esta manera, debido a la ausencia de los concejales del partido regionalista, fuesen aprobadas cuatro proposiciones presentadas por el PP.

Fuentes del consistorio explicaron a Europa Press que la alcaldesa de Palma, solicitó el desalojo de las personas que acudieron pero que, no obstante, los representantes de UM decidieron abandonar la sala.

De esta manera, se dio luz verde únicamente con el voto 'popular' a diferentes propuestas en relación a la reposición de placas en las calles, la retirada del cartel del Plan E frente al edificio del Triquet, así como una sobre el Parc de Sa Riera y sobre a la política del Ayuntamiento en cuanto a participación ciudadana.

Sin embargo, también se aprobaron otras propuestas del PP por unanimidad en las que se había alcanzado un acuerdo previo como, por ejemplo, sobre la protección de los cementerios de Palma o la actualización de la página web.

La sesión plenaria todavía continúa pero no supondrá que se aprueben más proposiciones de la oposición puesto que únicamente resta la parte del pleno de las comparecencias y preguntas.

MINUTOS ANTES REALIZABAN EL 'TEATRO DE LA CORRUPCIÓN'

Los manifestantes, quien minutos antes estaban en las puertas del ayuntamiento realizando una pequeña 'performance' con máscaras de los imputados, no eran cargos de confianza de las áreas gestionadas por el Bloc, como en anteriores ocasiones, sino militantes de EU.

Asimismo, según informó el coordinador de los Joves en Palma, Xavi Galán, a Europa Press, su formación únicamente se sumó a una "convocatoria ciudadana" en la que participó una veintena de personas, que no fue "organizada" por EU. Además, indicó que los jóvenes abandonaron la sala cuando Calvo informó que no podían entrar disfrazados.

Galán señaló que el acto en el pleno respondía a un llamamiento realizado por la sociedad palmesana a través de las redes sociales y en éste participó un hombre disfrazado como el "cobrador del frac" del que, según dijo, no era uno de los militantes de su formación.

De esta manera, los jóvenes que a las 17.00 horas comenzaron su "acto simbólico" contra la corrupción en la plaza de Cort, decidieron subir a la sala de plenos, a excepción de las personas que tienen un cargo en el Ayuntamiento. Así, aparecieron con máscaras de los regidores imputados -Miquel Nadal (UM), Rafael Duran (PP) y Marina Sans (PP)- y reclamaron su dimisión.

Cabe recordar que la pasada semana ya se vislumbraron indicios de una crisis interna en el equipo de gobierno del Ayuntamiento cuando se aprobó de manera inicial una enmienda del PP, que supone la supresión de dos altos cargos del Bloc, gracias a la abstención de UM, acto por el que EU consideró que los 'uemitas' habían "roto las reglas" del pacte.

Los regidores del partido regionalista justificaron entonces su voto como protesta ante el hecho de que en otro pleno de la institución cargos de confianza del Bloc -la asesora de Participación Ciudadana, Emylse Mas, y un alto cargo de la dirección del Patronato Son Riera, Sara Mulet- realizasen un acto contra la corrupción en la misma sala de sesiones.

Precisamente esta mañana se hizo público que el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Palma, Juan Ignacio Lope Sola, ha imputado a una quincena de personas, entre ellas la presidenta del Parlament, Maria Antònia Munar, el presidente de UM, Miquel Àngel Flaquer, o los consellers de Medio Ambiente y Turismo, Miquel Àngel Grimalt, y Miquel Nadal, respectivamente, dentro de una pieza separada del caso Son Oms, conocida como Operación Maquillaje.

Palma ja és una ciutat 30