Publicado 03/05/2020 17:41:35 +02:00CET

Salud controlará la temperatura a los pasajeros que viajen a Formentera partir de este lunes

Puerto de la Savina (Formentera)
Puerto de la Savina (Formentera) - APB - Archivo

PALMA DE MALLORCA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud y Consumo del Govern controlará a partir de este lunes la temperatura a los pasajeros, transportistas y tripulación de los buques que viajen entre el puerto de Ibiza y el de La Savina de Formentera, isla que este lunes entra en la fase 1 de desescalada, como ha aprobado el Ministerio de Sanidad.

Según ha informado la Conselleria este domingo en un comunicado, el procedimiento elaborado por Salud Pública prevé que, a partir de este lunes, las personas que se desplacen de Ibiza a Formentera, además de rellenar el cuestionario de Salud, en el que deben indicar si presentan síntomas compatibles con la COVID-19 deberán pasar por un control electrónico de temperatura. El procedimiento establece que las personas que presenten fiebre, no podrán embarcar.

Las navieras se encargarán de distribuir entre el pasaje, antes del embarque, el cuestionario de salud de la Dirección General de Salud Pública y Participación, que estará obligado a cumplimentar de forma correcta, haciéndose responsable de la veracidad de los datos.

En este sentido, los pasajeros que presenten síntomas, tras una primera valoración o porque así se determina en la entrevista, se les debe determinar si la sintomatología es compatible o no con el virus y si no lo es, el pasajero será tratado como asintomático.

Sin embargo, si los síntomas son compatibles con el coronavirus, el pasajero será aislado en una zona delimitada y custodiada por las fuerzas de seguridad, donde se le proporcionará una mascarilla quirúrgica, y de donde no podrá salir, salvo autorización expresa del personal sanitario con todas las medidas sanitarias necesarias y después de que se le informe de cómo proceder.

Asimismo, antes de embarcar, se tomará la temperatura a todos los pasajeros, incluida la tripulación, como control de acceso y como medida complementaria de seguridad. Los responsables del puerto facilitarán este equipamiento para que la toma de temperatura se realice según el protocolo establecido.

En este caso, el pasajero que presente fiebre será aislado en una zona delimitada y custodiada por las fuerzas de seguridad y no podrá salir, a menos que cuente con autorización expresa del personal sanitario. Se le facilitará una mascarilla y se le recomendará aislamiento domiciliario hasta que se haga una valoración, en este caso, clínica. También se le dará un folleto informativo para pasajeros con síntomas.

Con todo, cabe recordar que los desplazamientos sólo están permitidos en determinadas situaciones; esencialmente lo pueden hacer transportistas, trabajadores y personas que deben desplazarse por razones sanitarias.

ESTUDIO DE PREVALENCIA

Por otro lado, la Conselleria ha comunicado que en las próximas semanas se aprovechará el tráfico de pasajeros para realizar un estudio de prevalencia y se harán pruebas de anticuerpos a todos los viajeros asintomáticos, dándose prioridad a los que se desplazan por primera vez después del confinamiento. A quienes den positivo en IgM, se les facilitará una mascarilla, se les recomendará aislamiento domiciliario y se les derivará para confirmar el resultado mediante la prueba PCR.

Los controles, los llevará a cabo un equipo de enfermeras antes de la salida de las embarcaciones y dado que los resultados de las pruebas se demoran 15 minutos se recomienda a los viajeros que se presenten en el puerto con antelación.

A los pasajeros asintomáticos y a la tripulación que se desplacen de Ibiza a Formentera el equipo sanitario dispuesto les hará pruebas analíticas rápidas de acuerdo con las directrices sanitarias de cada momento y con la Guía adaptada del uso de pruebas diagnósticas del Servicio de Salud.

En cuanto al control sanitario de los transportistas, este se hará igual que el procedimiento para los pasajeros y para la tripulación en lo que respecta al cuestionario de salud. Si bien, se introducen dos especificidades, en cuanto a los resultados.

Por un lado, a los transportistas que presenten síntomas leves se les remitirá al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de su empresa, la cual les dará las instrucciones que deben seguir. Además, se les darán recomendaciones para evitar o minimizar la propagación del virus.

Por otro, los transportistas que presenten síntomas graves se les aislará en la zona de aislamiento y se les informará de las medidas que se deben llevar a cabo.