Técnicos del Consell de Ibiza advierten de que este año es "uno de los peores" en cuanto a la presencia de mosquitos

Mosquito tigre ejemplar ecologistas advierten daño
GENA-ECOLOGISTAS EN ACCION
Publicado 07/10/2018 12:33:34CET

IBIZA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Técnicos del Consell de Ibiza han asegurado que este año es "uno de los peores" en cuanto a la presencia de mosquitos en la isla y que hasta finales de octubre se llevará a cabo la campaña de erradicación de estos insectos

Así lo ha informado el biólogo y técnico de Medio Ambiente en el Consell, Jaume Estarellas, a Europa Press, que a su vez a asegurado que esta situación es "habitual cuando acaba el verano", aunque "hay años mejores y otros peores en función de la climatología y el 2018 es de los peores".

Sin embargo, aunque "entra dentro de la normalidad", es "un año complicado porque en agosto y en septiembre llovió bastante, produciéndose una combinación de factores como el calor más agua y encharcamientos, que es lo que necesitan los mosquitos para llevar a cabo su ciclo vital", ha matizado.

Además, ha lamentado que lo "anormal" en Ibiza es la problemática con el mosquito tigre, desde hace años una especie invasora que vive en el medio urbano ya que aprovecha las condiciones de la ciudad para reproducirse.

Así, "erradicarlo es prácticamente imposible", ha insistido Estarellas, recordando que la especie llegó a través de la entrada de mercancías, en concreto de neumáticos.

El biólogo ha explicado que, aunque llegara a ser erradicado, probablemente volvería a llegar a la isla. "La metodología es muy distinta y, en caso del tigre, habría que ir casa a casa y eso no se puede hacer", ha dicho, y ha añadido que continuamente "se están entrando mercancías y a su fase de huevos no le afecta la fumigación. Aunque fumigáramos toda la isla, es imposible eliminarlo".

Asimismo, ha indicado que para que bajase el nivel de molestias, se tendría que rebajar "el nivel de población".

CÓMO EVITAR LA PROPAGACIÓN

El biólogo ha insistido en la importancia de "autoprotegerse" y adoptar una serie de medidas para evitar la propagación del insecto, como eliminar acumulaciones de agua en balcones o granjas, e incluso limpiar a menudo bebederos de animales.

También ha recordado que en cooperativas venden productos para evitar la proliferación de larvas en grandes contenedores de agua. Estarellas ha explicado que este año la campaña contra los mosquitos se inició en julio, cuando lo habitual es en primavera, debido al cambio de la empresa encargada de esta labor.

"Está funcionando muy bien", ha celebrado el técnico, quien ha asegurado que el hecho de comenzar más tarde este año no ha influido en la gran población de mosquitos en este otoño, en la que la meteorología es uno de los factores "influyentes" de su presencia.

De cara a 2019, la previsión es iniciar la erradicación en marzo, concentrándose en zonas de dominio público hidráulico como Ses Feixes, torrentes y el entorno de Salinas o del río de Santa Eulària, entre otros lugares.

En estos espacios, ha explicado, se actúa con un larvicida al ser una campaña de control biológico. Asegura que "es muy selectivo" y sólo afecta a las larvas de mosquitos, diluyéndose en una semana, aunque ha señalado que "es más trabajoso, más caro pero más medioambientalmente sostenible".

"Cuando no queda más remedio", según el técnico, en zonas húmedas como Ses Feixes se usa también un adulticida químico a baja concentración, con una nueva metodología conocida como "termonebulización" que permite focalizar el lugar de actuación, evitando afectar a otras especies.

Este año, la campaña se prolongará hasta finales de mes, aunque cabría la posibilidad de ampliarla a noviembre, en caso de ser necesario. "Se están monitorizando trampas para ver el nivel de adultos", ha indicado Estarellas. En cuanto al importe, el técnico a concluido que el Consell destina anualmente unos 80.000 euros a reducir la población de mosquitos.

Contador