Actualizado 23/05/2012 21:26 CET

Un total de 1.800 personas se han apuntado para salvar los Cines Renoir de Palma, que abrirán en Sant Joan

Pedro Barbadillo Es Aplaudido En Los Cines Renoir
EUROPA PRESS

PALMA DE MALLORCA, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Un total de 1.800 personas se han apuntado para salvar los Cines Renoir de Palma, que reabrirán sus puertas el fin de semana de Sant Joan, una vez la asociación Xarxa Cinema se constituya como tal y decida, este viernes en asamblea a las 19.00 horas en s'Escorxador ,el nuevo nombre y fije las tarifas, teniendo en cuenta que cada mes, las salas tendrán un coste mensual de 15.000 euros (10.000 para el mantenimiento y 5.000 para el personal).

Así lo ha explicado en una rueda de prensa el director de la Mallorca Film Commmission y uno de los impulsores de la plataforma ciudadana Salvem els Renoir, Pedro Barbadillo, quien ha indicado que, a partir de este jueves, se abrirá una cuenta bancaria para que los ciudadanos hagan sus aportaciones económicas. Aunque dicha asociación se va creando "sobre la marcha", la semana que viene prevé hacer el primer pago de las instalaciones.

Primeramente, el colectivo deberá hacer frente a un pago de 20.000 euros para asumir el coste de la instalación del cine. Así, deben conseguir un permiso municipal para volver a realizar un informe técnico de todas las instalaciones, de forma que el Ayuntamiento de Palma continúe dando licencia de apertura al establecimiento.

Además, la asociación necesitará, por parte del Ministerio de Cultura, una licencia como "exhibidor cinematográfico", ha explicado Barbadillo. Asimismo, el colectivo pedirá a Gesa-Endesa un abaratamiento de la luz, lo que supone un coste de entre 2.000 y 3.000 euros mensuales.

Por otro lado, ha revelado que se barajan tres nombres para los nuevos cines, que son los más votados en la página web de la asociación: sa Filmoteca; 9 Renoir y Cinema Paradís.

Barbadillo ha recalcado que el objetivo es hacer un "cine de proximidad para atraer a las personas que se bajan películas en Internet", al tiempo que ha señalado que también se pretende crear una filmoteca con el archivo de imágenes y sonido, de cara a que se puedan intercambiar los fondos propios con los de otras filmotecas nacionales o internacionales.

En este sentido, se baraja la posibilidad de mantener dos salas de exhibición, otra como filmoteca y la última de proximidad "donde puedan pasar cosas", como charlas con directores y actores de las cintas.

Por otro lado, ha indicado que de las 1.800 personas apuntadas a la nueva asociación, 400 son extranjeras, muchas de ellas de Alemania y Rusia, que ya han planteado la posibilidad de que diferentes entidades de las islas les presten películas de sus respectivos países para emitirlas en los nuevos cines Renoir.

Barbadillo también ha destacado que se pretende mantener a toda la plantilla que trabajaba hasta ahora en los Renoir de Palma, aunque ha indicado que, a lo mejor, al principio, las salas sólo se abrirían de viernes a lunes y, en caso de que tuvieran éxito las películas, se mantendrían abiertos los cines también entre semana.

Por otra parte, ha considerado que el hecho de que haya otros cines en la capital balear que también ofrezcan películas en versión original, no tiene por qué afectar de manera negativa a los nuevos Renoir, sino todo lo contrario, ya que "cuanta más oferta haya, mejor".

DIGITALIZACIÓN PROGRESIVA

Respecto a la digitalización de las salas prevista para marzo de 2014, Barbadillo ha anunciado que ésta será "progresiva", ya que, según ha recordado, se necesita mucho dinero para acometer este proceso, por lo que se empezaría primero por una sala, mientras que el resto continuarían emitiendo películas en 35 mm.

No obstante, ha desvelado que hay gente que quiere invertir mucho dinero, por lo que, en estos momentos, se está debatiendo si sólo hay aportaciones ciudadanas o también inversores privados.

Barbadillo ha revelado que otra de las propuestas que se están planteando para incrementar los ingresos es alquilar las salas a escuelas e institutos, así como reservar una de las salas para que un voluntario cuide a los niños, mientras sus padres están viendo una película.

Por otra parte, ha indicado que otra de las propuestas es emitir clásicos del cine y, finalmente, ha anunciado que el día de la inauguración de los nuevos cines Renoir, "dará mucho que hablar" y no ha descartado que se haga una selección de varias películas.

Palma ja és una ciutat 30