Publicado 16/06/2020 11:37:50 +02:00CET

Un total de 19 mujeres ingresa en pisos de acogida de Ibiza durante el confinamiento

IBIZA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los pisos de acogida de Ibiza para mujeres maltratadas han registrado durante las semanas de confinamiento un total de 19 ingresos y diez salidas.

En concreto, el programa de acogida ha atendido entre el 1 de enero y el 10 de junio a 32 mujeres este año frente a las 26 del pasado 2019. Ello supone un incremento del 23 por ciento, según ha informado a Europa Press la Conselleria de Bienestar Social de Ibiza.

Asimismo, el número de casos atendidos en la Oficina de la Dona de Ibiza entre el 14 de marzo y el 10 de junio asciende a 202, entre mujeres víctimas de violencia machista y asesoramientos jurídicos y sociales. Las usuarias han recibido asistencia, vía telemática, para mantener en algunos casos sus tratamientos psicológicos o recibir atención por primera vez.

En las mismas fechas de 2019, la Oficina atendió a un total de 125 mujeres. Este año, 101 mujeres han sido atendidas en temas de asesoramiento en separaciones o divorcios, lo que implica un descenso del 26 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Por otra parte, entre el 1 de enero y el 10 de junio, en 2019 fueron atendidas 190 víctimas de la violencia machista, frente a 204 en este 2020, lo que representa un aumento del 7,3 por ciento.

En los casos de acogida, durante estas semanas de confinamiento se ha producido una repatriación al país de origen de la víctima; tres casos han sido derivados a un centro de Palma; otras tres mujeres han encontrado una habitación de alquiler; dos han vuelto con sus familias de origen y una persona se ha ido con amigos.

La consellera de Bienestar Social, Carolina Escandell, ha reiterado que, en el contexto de la pandemia, se confirma lo esperado, que el número global de casos atendidos en la Oficina de la Dona ha disminuido, aunque ello está motivado porque las mujeres, al estar en un entorno de maltrato y en un momento de confinamiento, "muy difícilmente" pueden acceder a los medios para pedir ayuda.

"Se ha constatado que los casos son más graves. Al alargarse la convivencia con la persona que maltrata, cuando las mujeres llegan, sus condiciones son mucho peores", ha destacado Escandell, quien ha lamentado que la situación actual ha provocado que la autonomía de la mujer, en muchos casos, haya disminuido de manera considerable.

"Los datos tienen difícil valoración en este momento porque se comparan escenarios y parámetros completamente distintos", ha señalado en relación a las cifras registradas en 2019.

Escandell recordó en abril que antes de la pandemia ya tenían previsto redimensionar el servicio de atención a la mujer, recuperando una vivienda para acoger a posibles víctimas. Así, cuentan ahora con 31 camas, ocho plazas más, y cuatro cunas.

La consellera recomendó a las víctimas que pidan ayuda, recordándoles que hay más recursos e instalaciones a su disposición.

Para leer más