USO denuncia que la "pasividad" del Consell de Ibiza pone en riesgo la continuidad de centros para discapacitados

Publicado 17/12/2018 17:11:52CET

IBIZA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Feuso de Baleares --de los centros concertados, tanto ordinarios y de educación especial-- ha denunciado que la "pasividad" del Consell de Ibiza pone en riesgo la continuidad de los centros que atienden a personas con discapacidad.

En concreto, han lamentado que esta "pasividad" ha provocado que no salga adelante el sistema de conciertos sociales y ha puesto en una "grave situación de vulnerabilidad" a muchos trabajadores, usuarios y familias de los diferentes centros de atención a personas con discapacidad de Ibiza.

También han destacado que la atención a las personas con discapacidad "es un derecho y una obligación" de la Administración, amparado por las diferentes leyes que recogen que los servicios sociales de atención a las personas con discapacidad deben estar garantizados y para ello establece la forma de gestión llamada concierto social.

Además, la concertación social está regulada por una normativa que permite y desarrolla la acción concertada con entidades sociales, al igual que los conciertos de Educación.

Desde USO han reivindicado que la atención a las personas con discapacidad no ha de seguir la normativa de contratos del Estado, puesto que la atención a las personas no es concursable por los principios de igualdad, libertad de elección y solidaridad.

Según han podido saber, se pretende sacar a concurso público unos servicios sociales de atención a las personas con discapacidad, algo "inadmisible" y ante lo que no se van a quedar "de brazos cruzados".

Desde el sindicato han asegurado que en caso de sacarse a concurso público los servicios, se verán obligados a iniciar diferentes acciones sindicales y a denunciar al Consell por incumplimiento de la normativa estatal y autonómica y por vulnerar los derechos de las personas.

También han explicado que, a pesar de que les consta que hay predisposición y voluntad política para solucionar esta situación de "absoluta necesidad", ven con "gran preocupación" la posibilidad de que se lleve a cabo el cierre de centros que atienden a personas con discapacidad, ya que de éstos dependen un gran número de trabajadores, usuarios y sus correspondientes familias.

Por ello, han exigido al Consell de Ibiza que busque una solución "urgente" para que estos centros puedan continuar realizando esta labor social.