Publicado 21/04/2015 16:26:36 +02:00CET

Aprobado el plan de protección del puerto de Ciutadella

MENORCA, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Interior ha aprobado este martes el plan de protección del puerto de Ciutadella, en el que se establecen las medidas para la mejora de la protección de este puerto y de su transporte marítimo. Esta aprobación, con la que ya cuentan los puertos de Sant Antoni y Sóller, es uno de los requisitos que debe cumplir para su declaración como puerto Schengen.

Según ha informado el Govern, en el plazo de dos años el puerto de Ciutadella tendrá que finalizar y aplicar totalmente determinadas medidas propuestas por la Autoridad Portuaria de Ciutadella, entre ellas que se revisen las medidas y procedimientos de coordinación y colaboración con las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado; así como detallar los procedimientos de coordinación y colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía en relación a los controles de identidad de pasajeros y tripulantes, en la entrada y salida de territorio nacional.

Dichas medidas comprenden, entre otras, la instalación de controles de extranjería, el cierre del pasillo central para el acceso al muelle de levante, la ubicación de dos garitas y la ordenación de la zona de control con escáner y detector de metales.

En este sentido, el Govern ha querido destacar que durante estos últimos años se trabaja desde Ports de Baleares con el objetivo de que los puertos de Ciutadella, Sóller y Sant Antoni de Portmany sean declarados puertos Schengen.

En concreto, el ente portuario autonómico ha destinado a este puerto menorquín una inversión de 3,8 millones de euros para mejorar las infraestructuras para su adecuación como puerto fronterizo.

En esa inversión están contempladas actuaciones como la construcción de los dos duques de alba (que permitirá el amarre de grandes buques), la instalación de dos 'finger' para el acceso de los pasajeros, la retirada de la pasarela del puerto antiguo y las obras de adecuación del acceso interior.

Con la aprobación de este Plan de Protección del puerto de Ciutadella se da un paso más hacia su declaración Schengen, lo que permitirá que el puerto menorquín pueda recibir cruceros procedentes de cualquier origen, sea este comunitario o de tercer país.