Crece un 20% la práctica de turismo náutico en España este verano, pero no la facturación

Publicado 21/08/2014 12:53:45CET

Destinos como Cataluña, Baleares y Canarias son consecuentemente los que más han notado este impulso

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El número de viajeros internacionales que practica deportes náuticos en sus vacaciones en España ha aumentado "significativamente hasta un 20% este verano", compensando la estabilidad de la demanda española, que no ha notado la recuperación del turismo nacional.

De hecho, la temporada de verano, con un peso del 60% sobre el volumen de ingresos anual de este sector no se traducido a nivel global en un incremento del volumen de negocio, ya que, a pesar de aumentar la práctica, el gasto se ha contraído al primar las actividades más económicas entre la variada oferta existente.

En una entrevista concedida a Europa Press, el gerente de Estaciones Náuticas, Rafael Moreno, explicó que las actividades más económicas como el paddlesurf, kitesurf y kayak están siendo más demandadas frente al descenso en el alquiler de barcos.

IMPULSO DEL MERCADO INTERNACIONAL

El impulso del mercado internacional, que representa entre el 60% y el 65% de la demanda en los meses de verano, se produce gracias al aumento de llegadas de británicos y alemanes a destinos maduros, donde las actividades náuticas acumulan entre un 10% y un 12% del presupuesto de estos viajeros.

El porcentaje de gasto dedicado a deporte y actividades náuticas dentro del segmento de 'sol y playa' también ha repuntado, gracias, en parte, a la puesta en marcha de productos experienciales con alto valor ecológico que han permitido mejorar la "percepción del producto".

Por otro lado, el aumento de la oferta, unido a una mayor accesibilidad del producto, ha derivado en un crecimiento de mercados como el francés o el holandés, ya de por sí, con una mayor cultura náutica.

CATALUÑA, BALEARES Y CANARIAS

En el terreno nacional, los principales destinos turísticos nacionales, como Cataluña, Baleares y Canarias son consecuentemente los que más lo han notado a pesar de seguir percibiendo el efecto de la inestabilidad vivida en Egipto.

No obstante, aquellos destinos que están trabajando en la forma de gestionarse, facilitando la implantación de empresas y poniendo en valor los productos náuticos a través de las oficinas de turismo, "son los que están funcionando" al saber adaptarse a la demanda del consumidor, explicó Moreno.

Aún así, este segmento continúa sufriendo la reducción del gasto y la estancia del turista de costa y familiar, tanto nacional como internacional, que representa el 40% de la facturación de este tipo de turismo y se caracteriza por no tener planificada la compra de la actividad de antemano.

UN SEGMENTO DE MICROEMPRESAS

El modelo de gestión de Estaciones Náuticas incluye una colaboración público-privada en la que participan las empresas locales y ayuntamientos de 23 destinos especializadas en este segmento, que en 2013 facturaron un total de 650 millones de euros.

La gran mayoría de las empresas que realizan este tipo de actividades, concretamente el 80%, son microempresas independientes, generalmente con entre 2 y 6 empleados y una facturación inferior a los 500.000 euros anuales.

MAYOR POSICIONAMIENTO

Con todo, desde Estaciones Náuticas consideran que España no está bien posicionada como destino de turismo náutico a pesar del "potencial" brutal que arrojan sus playas para practicar este tipo de actividades.

"Hace falta una campaña potente para dar a conocer nuestros recursos naturales marítimos y reposicionar el segmento 'sol y playa' como un tipo de turismo costero y marítimo", argumentó Moreno, tras lamentar el bajo nivel de inversión destinado a acciones comerciales, muy localizadas, por parte de las empresas náuticas.

Además, considera necesario que los intermediarios colaboren en este reposicionameinto, incluyendo en sus paquetes mayor número de actividades acuáticas.

KITESURF Y BUCEO, LO MÁS DEMANDADO

Precisamente, el empresario subrayó el potencial de España para convertirse en número uno en deportes de playa, como el kitesurf, donde cuenta con una menor competencia que en otros segmentos como el buceo o la navegación, donde Croacia, Grecia, Italia, Malta o Egipto se posicionan como destinos estrella.

De hecho, el kitesurf es el deporte preferido para el 80% de los turistas internacionales que viajan a las costas españolas, dando lugar a una "demanda espectacular" este año. Por su parte, los españoles sitúan este deporte en segundo lugar, por detrás del buceo, que ha ganado "muchísima fuerza" en los últimos años.