Los 28 comienzan a discutir ampliar a aguas internacionales la misión contra las mafias de inmigrantes

Publicado 27/08/2015 16:37:27CET

El comandante de la operación pide siete barcos adicionales

BRUSELAS, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de la Unión Europea han comenzado a discutir este jueves la posibilidad de ampliar la misión de la UE lanzada en junio para contribuir a desmantelar a las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo a aguas internacionales.

La operación se ha limitado hasta ahora a recoger información sobre estas redes y sus actividades y a realizar patrullas en alta mar y contribuir a operaciones de rescate de inmigrantes, aunque éste no es su principal cometido.

El comandante de la operación, el vicealmirante italiano Enrico Credendino, ha propuesto este jueves a los embajadores de los Veintiocho "la transición a la fase dos" de la operación, algo que permitirá "actuar en alta mar" contra las redes criminales de forma "más eficaz", ha confirmado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, durante la cumbre de los Balcanes celebrada en Viena, muy centrada en la inmigración.

Los ministros de Defensa y de Exteriores de los Veintiocho discutirán sobre ello en sendas reuniones informales que mantendrán en Luxemburgo la próxima semana, ha avanzado la jefa de la diplomacia europea. Los titulares de Defensa se ven los próximos días 2 y 3 de septiembre y, los de Exteriores, los días 4 y 5.

El comandante de la operación ha reclamado "siete barcos adicionales" para pasar a la siguiente fase de la misión, según han informado a Europa Press fuentes diplomáticas, que han precisado que habrá una conferencia de generación de fuerzas el próximo 16 de septiembre.

La operación, que alcanzó su plena capacidad operativa el pasado 27 de julio, cuenta con cuatro buques que aportan Italia, que tiene el mando de la operación, dos Alemania y otro Reino Unido, así como cinco aviones y helicópteros. Francia y Luxemburgo aportan un avión cada uno, mientras que Italia aporta dos helicópteros y otro Reino Unido.

Si los Veintiocho dan luz verde a pasar a la siguiente fase de la misión, la misión de la UE se limitaría en todo caso a hacer patrullas en "aguas internacionales", según han precisado las fuentes consultadas.

"Es un ejemplo de cómo si actuamos a tiempo y de forma consistente podemos salvar vidas y atajar las organizaciones criminales e impedir la pérdida trágica de vidas", ha subrayado Mogherini, en alusión a la operación europea en el Mediterráneo. Ésta ha participado en varias operaciones de rescate que han contribuido a salvar la vida a más de 1.500 inmigrantes, según dados de la misión.

OPERACIÓN POR FASES

Los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de la UE acordaron el pasado 18 de junio establecer una operación naval militar para contribuir a desmantelar las redes de tráfico de personas en el Mediterráneo sin excluir la posibilidad de destruir las embarcaciones y otros activos que utilizan las mafias aunque sólo si la ONU lo autoriza o lo consienten los libios, aunque fuentes diplomáticas han asegurado que en la práctica hará falta el visto bueno de los dos.

La segunda fase de la operación implicaría "el abordaje, inspección, incautación y desvío en alta mar de embarcaciones sospechosas de ser utilizadas para el tráfico de personas y el contrabando" de acuerdo con el Derecho Internacional sin necesidad de una resolución de la ONU, aunque sí se necesitaría en el caso de que se hiciera en "aguas territoriales o aguas internas" del estado afectado, es decir Libia o bien contar con su "consentimiento", de acuerdo con el documento para establecer la misión, con un año de duración.

En una tercera fase, se contemplan "todas las medidas necesarias contra una embarcación o sus activos relacionados" incluido deshaciéndose de ellos o haciéndoles inoperativos "en el territorio de ese país" de acuerdo con las condiciones que se fijen en una resolución del Consejo de la ONU o con el consentimiento del país.

En un escenario ideal la misión trataría de "neutralizar" las embarcaciones "más grandes" utilizadas por las mafias, "antes" de ser utilizadas, es decir, bien en los puertos de Libia o lo más cerca de sus aguas territoriales, según fuentes europeas que han dejado claro que en ningún caso se atacaría embarcaciones "con inmigrantes a bordo".

Para leer más