Publicado 22/06/2022 11:51

Abbas espera que la visita de Biden derive en "medidas concretas" ante las "acciones unilaterales" de Israel

Archivo - El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas
Archivo - El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas - Thaer Ganaim/APA Images via ZUMA / DPA - Archivo

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha expresado su deseo de que la visita a Cisjordania que llevará a cabo en julio el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, derive en "medidas concretas" para "detener las acciones unilaterales" de Israel.

Abbas ha indicado que la visita es un acontecimiento "importante" para "fortalecer" las relaciones bilaterales y ha apostado por impulsar una paz "justa y duradera, fundamentada en el Derecho Internacional y la solución de dos estados", según ha recogido la agencia palestina de noticias WAFA.

En este sentido, ha resaltado que espera que Estados Unidos adopte "medidas concretas" para poner fin a la expansión en los asentamientos judíos en Cisjordania, preservar el 'statu quo' en la Explanada de las Mezquitas y proceder a la reapertura del consulado estadounidense en Jerusalén Este.

Biden arrancará el 13 de julio una gira por Oriente Próximo que le llevará por primera vez desde que accedió al cargo a Israel y Cisjordania, donde prevé reiterar su "fuerte apoyo" a la solución de dos estados para lograr la paz entre israelíes y palestinos, y que incluirá además una escala en Arabia Saudí.

Días antes del anuncio de la visita, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) había reclamado a las autoridades estadounidenses que reabran su consulado en Jerusalén, días después de que Washington restaurara una línea de comunicación con la Autoridad Palestina que fue cortada por el expresidente estadounidense Donald Trump tras el traslado a Jerusalén de la Embajada del país en Israel.

Biden restauró las relaciones diplomáticas con los palestinos a los pocos meses de asumir el cargo y declaró su intención de reabrir el consulado de Estados Unidos en Jerusalén, si bien se ha mostrado pasivo en los últimos meses ante la oposición exhibida desde la frágil coalición que ahora mismo gobierna Israel, que está dando pasos para disolver el Parlamento y convocar nuevas elecciones.