Publicado 25/06/2016 11:50CET

Abbas se retracta ante un rabino tras demostrarse que no pidió envenvenar los pozos palestinos

RAMALA, 25 Jun. (Reuters/EP) -

El presidente palestino, Mahmud Abbas, se ha retractado de sus acusaciones formuladas contra un grupo de rabinos que supuestamente pidieron envenenar los pozos palestinos, un llamamiento que nunca tuvo lugar aunque fue reproducido por varios medios.

"Después de que quedara claro que estas presuntas declaraciones eran falsas, el presidente Abbas ha declarado que no tenía intención ni de ofender a los judíos y de denigrar al Judaísmo", ha explicado su oficina a través de un comunicado.

Abbas realizó estas acusaciones el pasado jueves ante el Parlamento europeo, en una comparecencia que desató la condena inmediata del Gobierno israelí, históricamente sensibilizado, ya que remitía a las falsas acusaciones de que los judíos propagaron la peste en el siglo XIV. Cientos de comunidades judías fueron masacradas.

"Es una falsedad escrita en sangre", repudió el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.