Publicado 22/02/2021 12:20CET

ACNUR pide el rescate de una embarcación con refugiados rohingyas a la deriva en el mar de Andamán

Archivo - Embarcación con refugiados rohingyas a su llegada a las costas de Indonesia
Archivo - Embarcación con refugiados rohingyas a su llegada a las costas de Indonesia - Zikri Maulana/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha hecho este lunes un llamamiento a favor del rescate de una embarcación con refugiados rohingyas que ha quedado a la deriva durante el fin de semana en el mar de Andamán.

El director de la oficina del organismo para Asia y el Pacífico, Indrika Ratwatte, ha indicado que la embarcación partió de la ciudad bangladeshí de Cox's Bazar hace cerca de diez días y ha añadido que "muchos están en una condición muy vulnerable y sufren aparentemente una deshidratación extrema".

"Entendemos que un número de refugiados ya han perdido la vida y que las víctimas mortales han aumentado durante las últimas 24 horas", ha sostenido, sin facilitar por el momento un balance de fallecidos o pronunciarse sobre el número de refugiados que viajan en la embarcación.

Así, ha desvelado que los refugiados han relatado que "el buque se quedó sin comida y agua hace varios días y que muchos de los pasajeros se encuentran enfermos". "El buque habría quedado a la deriva por un fallo en el motor hace más de una semana", ha dicho, antes de agregar que por el momento no se ha podido determinar su ubicación exacta.

"En ausencia de información precisa sobre la ubicación de los refugiados, hemos alertado a las autoridades de los estados marítimos relevantes de estos informes y hemos pedido su rápida asistencia en caso de que el buque sea localizado en su área de responsabilidad para búsqueda y rescate", ha valorado.

En este sentido, Ratwatte ha recalcado que "es necesaria una acción inmediata para salvar vidas y evitar una tragedia mayor", al tiempo que ha hecho hincapié en que "como siempre, salvar vidas debe ser la prioridad". "Pedimos a todos los gobiernos que desplieguen sus capacidades de búsqueda y rescate y que desembarquen a los que están en peligro", ha añadido.

"ACNUR está preparado para apoyar a los gobiernos de la región a la hora de dar toda asistencia humanitaria necesaria y medidas de cuarentena (por el coronavirus) durante los próximos días de aquellos que desembarquen, en línea con los protocolos sanitarios públicos", ha reseñado.

Por último, Ratwatte ha hecho hincapié en que "el hecho de que migrantes y refugiados sigan realizando viajes mortales acentúa la necesidad de una respuesta regional inmediata y colectiva para las operaciones de búsqueda, rescate y desembarco".

Alrededor de 700.000 rohingyas huyeron del estado birmano de Rajine (oeste) a Bangladesh tras la ola represiva lanzada por el Ejército birmano en agosto de 2017. Bangladesh alberga a más de un millón de refugiados llegados a causa de distintas campañas de represión en el país vecino.

Investigadores de Naciones Unidas concluyeron en 2018 que la campaña militar tuvo intención genocida atendiendo, entre otras razones, al lenguaje utilizado por las autoridades, la existencia de planes y políticas discriminatorias y de destrucción y la brutalidad de la campaña militar.

Los rohingyas son una minoría étnica musulmana que se concentra en el estado birmano Rajine (oeste). Birmania les considera descendientes de inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh y no les reconoce como ciudadanos, privándoles con ello de derechos básicos.

Para leer más