Actualizado 11/12/2007 13:37 CET

Afganistán.- Al menos doce talibán muertos en un bombardeo cerca de Musa Qala, donde se ha puesto fin a la resistencia

KABUL, 11 Dic. (EP/AP) -

Los pocos insurgentes que quedaban en Musa Qala, en el sur de Afganistán, pusieron fin a su resistencia hoy, un día después de que las fuerzas afganas e internacionales retomaran el control y obligaran a los talibán a huir, según anunció hoy el Ministerio de Defensa afgano.

Además, doce milicianos fueron abatidos en un bombardeo de la coalición encabezada por Estados Unidos entre Musa Qala y la cercana localidad de Sangin a primera hora de hoy, según el jefe de la Policía del distrito de Sangin, Mohammad Ali.

El presidente afgano, Hamid Karzai, dijo que la decisión de entrar en Musa Qala --único bastión que los milicianos controlaban-- se produjo tras las informaciones sobre la brutalidad empleada allí por los talibán, Al Qaeda y los combatientes extranjeros. Asimismo, dijo que el ataque fue un éxito porque algunos dirigentes talibán locales cambiaron de bando y prestaron lealtad a su Gobierno.

"La resistencia de los extremistas y los terroristas en Musa Qala ha terminado", anunció el Ministerio de Defensa en un comunicado. La mayoría de los combatientes abandonaron Musa Qala en camiones y motos ayer, tras semanas de bombardeos y operaciones militares por las fuerzas afganas, británicas y estadounidenses.

Al menos diez talibán fueron abatidos ayer. Según el Ministerio de Defensa, "decenas de enemigos" fueron abatidos o resultaron heridos en los enfrentamientos tanto en Musa Qala como en Sangin, que los milicianos atacaron en su retirada.

Según el portavoz de los talibán, Qari Yousef Ahmadi, los insurgentes abandonaron Musa Qala por una decisión estratégica para evitar bajas talibán y civiles. Los talibán tomaron Musa Qala en febrero, cuatro meses después de que las tropas británicas abandonaran la localidad tras un acuerdo de paz que daba la responsabilidad de la seguridad a los ancianos locales.