África.-La doble infección de VIH y tuberculosis se convierte en epidemia en toda el África subsahariana, según expertos

Actualizado 02/11/2007 13:11:00 CET

LONDRES, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La doble infección del virus del VIH y de tuberculosis se ha convertido en epidemia debido al gran incremento de los casos conocidos en toda el África subsahariana, y las administraciones locales de salud son incapaces de contenerla, según anunció hoy el Forum sobre la Investigación del VIH.

La situación se ha hecho todavía más urgente por el aumento de los casos de resistencia a los medicamentos contra la tuberculosis en zonas donde hay gran presencia del VIH, indica la cadena de televisión británica BBC.

La directora del Forum, Veronica Miller, alertó de que todos los nuevos casos de tuberculosis en el África subsahariana son ahora dobles infecciones junto con VIH.

La tuberculosis es padecida por aproximadamente un 20 por ciento de la población mundial, pero en la mayoría de las ocasiones la enfermedad no se llega a desarrollar. Sin embargo, en los barrios de África, donde la gente vive hacinada en pequeñas chabolas, la tuberculosis abunda.

Según el informe del Forum de Investigación, debido a que el VIH ha destruido los sistemas de inmunidad de al menos un cuarto de la población de estas zonas africanas, cada vez más gente no sólo desarrolla tuberculosis sino que la expande por los barrios vecinos.

El corresponsal de la BBC en Sudáfrica asegura que alrededor de Ciudad del Cabo hay zonas que se sitúan entre las más afectadas. En un vecindario en el oeste de la ciudad, un niño está 100 veces más expuesto a padecer tuberculosis que otro que viva en el mundo desarrollado.

Uno de los investigadores del Forum en Ciudad del Cabo, el doctor Stephen Lawn, señala que existen pruebas que normalmente no identifican la tuberculosis antes de que sea demasiado tarde y que las autoridades no pueden hacer mucho. Sin un tratamiento adecuado, el 90 por ciento de la población con VIH muere en los meses siguientes tras contagiarse de tuberculosis, asegura Lawn, citado por la BBC.