Agentes de seguridad de EEUU y Siria se reunieron en Damasco en junio

Actualizado 29/08/2018 7:52:14 CET

BEIRUT, 29 Ago. (Reuters/EP) -

Una delegación de Estados Unidos que incluye agentes de seguridad e Inteligencia fue a Damasco en junio y se reunió con el jefe de seguridad de Siria, Ali Mamlouk, según ha señalado este martes un alto cargo de la alianza regional que apoya al presidente del país, Bashar al Assad.

El diario pro Hezbolá 'Al Ajbar' había informado antes este martes de que la delegación de Estados Unidos se reunió durante cuatro horas con Mamlouk cerca del aeropuerto internacional de Damasco.

Al ser preguntados sobre esta información, dos altos funcionarios de la Inteligencia estadounidense, que han hablado bajo condición de anonimato, han asegurado que hay "un diálogo permanente con miembros del régimen de Al Assad" sobre expulsar al grupo yihadista Estado Islámico de Siria, las reservas de Damasco y el uso de armas químicas, además del destino del periodista Austin Tice, que los funcionarios creen que Damasco o sus aliados están reteniendo.

'Al Ajbar' ha informado de que los funcionarios estadounidenses exigieron la retirada de las fuerzas iraníes del sur de Siria, así como información sobre "grupos terroristas", incluidos combatientes extranjeros.

Mamlouk señaló que Damasco no cooperaría con Washington en asuntos de seguridad hasta que no se normalizaran sus vínculos y también exigió un completo retiro de las fuerzas estadounidenses de Siria, según el diario. La fuente regional afirmó a Reuters que la mayoría de los detalles de 'Al Ajbar' eran correctos.

Funcionarios estadounidenses han visitado Damasco en pocas ocasiones desde 2011, cuando Washington comenzó a apoyar las protestas contra Al Assad y más tarde contra algunos de los grupos rebeldes islamistas que intentaban derrocarle.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó en 2017 el cierre de un programa de ayuda militar dirigido por la CIA a insurgentes.

Por otra parte, un alto funcionario regional cercano a Damasco dijo en noviembre que un alto cargo estadounidense se había reunido con Mamlouk en la capital siria.

Con el apoyo militar de Rusia e Irán, Al Assad recuperó el control de partes del territorio sirio perdido en los últimos dos años. Las fuerzas estadounidenses han estado luchando en Siria como parte de la coalición contra Estado Islámico, ayudando a las milicias kurdas a capturar Raqqa y otras zonas del norte y el este de Siria.