Actualizado 25/06/2014 13:13 CET

Los aliados acuerdan crear fondos fiduciarios para canalizar unos 12 millones de euros de ayuda a Ucrania

BRUSELAS, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN han acordado la idea de crear varios fondos fiduciarios para canalizar unos 12 millones de euros de ayuda a las fuerzas de seguridad ucranianas en los próximos años.

"La OTAN y los aliados individuales ya han prestado asesoramiento, así como apoyo técnico y material. Ahora hemos respaldado un paquete de medidas adicionales. Esto incluye la creación de nuevos fondos fiduciarios para apoyar la consolidación de la capacidad de defensa en áreas clave como el mando y control y ayudar al personal retirado militar a adaptarse a la vida civil", ha anunciado el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.

Rasmussen ha defendido que los aliados seguirán apoyando a Ucrania para "construir un Ejército sólido y para reformar el sector de seguridad para defender una Ucrania soberana, unida y democrática".

Los aliados esperan recabar unos 12 millones para los fondos fiduciarios que apoyarán las capacidades de Ucrania en mando y control, logística, ciberseguridad y apoyo al personal militar retirado, según han precisado fuentes aliadas. Se necesitarían uno o dos millones para poner en marcha los fondos, que en ningún caso podrá utilizar Kiev para comprar armas, según varias fuentes diplomáticas.

La OTAN, que lleva años asesorando a Ucrania en la reforma del sector de la defensa para garantizar el control democrático de sus fuerzas, ya cuenta con un fondo fiduciario para entrenar a personal militar retirado ucraniano, con un presupuesto de 35 millones para 12 años, según fuentes aliadas.

APOYAN ESFUERZOS DE POROSHENKO Y PIDEN PASOS A RUSIA

Los aliados han reiterado su apoyo a la soberanía e integridad territorial de Ucrania y han respaldado "los esfuerzos" del presidente ucraniano, Petro Poroshenko, para "estabilizar el país" en la reunión que han mantenido con el ministro de Exteriores del país, Pavlo Klimkin, con el que han abordado las "prioridades" de Kiev, ha explicado Rasmussen.

También han reiterado su condena a la anexión "ilegal e ilegítima" de Crimea por parte de Rusia y han vuelto a instar a reclamar a Moscú a "completar la retirada de sus tropas en la frontera con Ucrania, que cese el flujo de armas y combatientes a través de la frontera y ejerza su influencia entre los separatistas armados para que depongan sus armas y renuncien a la violencia", ha continuado el danés.

"Hacemos un llamamiento a la Federación Rusa para que cumpla sus compromisos de Ginebra y coopere con el Gobierno de Ucrania mientras implementa su plan para promover la paz, la unidad y la reforma", ha recalcado Rasmussen.

"Emplazamos a Rusia a tomar las acciones necesarias para parar el flujo de armas a través de la frontera, dejar de apoyar a grupos armados separatistas ilegalmente en el este de Ucrania. En ausencia de esta acción por parte de Rusia el caso para sanciones más fuertes de los países europeos aumentará por supuesto", ha advertido el ministro de Exteriores británico, William Hague, a su llegada a la reunión con sus homólogos de la OTAN.

Los aliados han estado de acuerdo en que "Rusia está detrás de lo que ocurre en el este de Ucrania" y la necesidad de hacer frente al "nuevo tipo de guerra" promovida por Rusia en Ucrania recurriendo a "operaciones encubiertas", pero también a la propaganda de desinformación, a la presión económica y energética y acciones en el ámbito cibernéticos, según fuentes aliadas.

Para leer más