Álvaro Uribe asegura que Chávez tiene "un proyecto expansionista en el continente"

Actualizado 26/11/2007 9:35:01 CET
-

BOGOTÁ, 26 Nov. (EP/AP) -

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, replicó duramente ayer a su homólogo venezolano Hugo Chávez, al afirmar que tenía "un proyecto expansionista en el continente", y continúa así con la crisis abierta en las relaciones diplomáticas entre las dos naciones a raíz de las negociaciones con las FARC.

La contestación de Uribe fue debida a las palabras en las que Chávez afirmó que Uribe lanzó un "escupitajo brutal" en su rostro, por la cancelación de la mediación del mandatario venezolano con la guerrilla de las FARC, en un intento por realizar un acuerdo humanitario con esa organización. Además, también calificó al dirigente colombiano de "mentiroso".

"La verdad, presidente Chávez, es que si usted esta fomentando un proyecto expansionista, en Colombia ese proyecto no tiene entrada", señaló Uribe. "No se puede incendiar el continente como usted lo hace, hablando un día contra España, al otro día con los Estados Unidos, maltratando un día a México, al siguiente al Perú, en la mañana después a Bolivia", dijo en tono molesto.

Uribe, durante el pronunciamiento en Calamar, localidad a unos 450 kilómetros al norte de Bogotá, aseguró que Chávez no tenía argumentos y apelaba a los insultos, con lo que afectaba "no solamente a las relaciones internacionales, sino que en este caso usted hiere la dignidad del propio pueblo de Venezuela".

"La verdad, presidente Chávez, es que nosotros necesitamos una mediación contra el terrorismo y no legitimadores del terrorismo", prosiguió. "Sus palabras y sus actitudes dan la impresión de que usted no está interesado en la paz de Colombia, sino en que Colombia sea víctima de un gobierno terrorista de las FARC", precisó el mandatario.

La batalla verbal que se ha presentado entre los dos mandatarios ha provocado inquietud entre los diversos sectores de Colombia, que mantiene ahora unos niveles récord de exportaciones al vecino país, que llegan a unos 4.300 millones de dólares y que se espera lleguen en 2007 a unos 6.000.