Publicado 31/05/2020 11:52:49 +02:00CET

Amnistía acusa a la Policía de EEUU de violar el derecho Internacional durante su respuesta a las protestas

Protestas en Los Ángeles contra la muerte de George Floyd
Protestas en Los Ángeles contra la muerte de George Floyd - Kent Nishimura

La ONG denuncia una actuación policial "excesiva", "militarizada" y alimentada por el "racismo" contra las manifestaciones por la muerte de George Floyd

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La ONG Amnistía Internacional ha acusado a la Policía de Estados Unidos de incumplir con sus obligaciones con el derecho Internacional al aplicar una respuesta "excesiva", "militarizada" y "alimentada por el racismo y la supremacía blanca" contra las manifestaciones en todo el país por la muerte del ciudadano de raza negra George Floyd en Mineápolis este lunes durante una detención, que ha resultado en la imputación de un agente por asesinato.

"La Policía estadounidense de todo el país está incumpliendo sus obligaciones de respetar y facilitar el derecho a la protesta pacífica, exacerbando una situación tensa y poniendo en peligro la vida de los manifestantes", ha lamentado la directora nacional de investigación de Amnistía para EEUU, Rachel Ward.

La ONG ha denunciado actos de fuerza innecesaria o excesiva por parte de la Policía "en una ciudad tras otra" a través de equipos antidisturbios con equipación "de grado militar" para vigilar manifestaciones "en gran medida pacíficas". Dado que, según Amnistía, esta clase de instrumental es propia de "un campo de batalla", puede hacer entender a los agentes que se van a enfrentar a un escenario de donde el enfrentamiento y el conflicto son "inevitables".

"Deberían desmilitarizar su enfoque y entablar un diálogo con los organizadores de protestas para reducir las tensiones para prevenir la violencia o detenerla rápidamente tan pronto como estalle para proteger el derecho de reunión pacífica", ha recomendado la ONG.

Asimismo, Amnistía pide que "todos los casos de fuerza potencialmente excesiva o innecesaria contra los manifestantes sean investigados y sus responsables, que rindan cuentas ante la ley".

Amnistía también pide al Gobierno federal y a los estados norteamericanos que actúen con rapidez para abordar la raíz de esta protesta, esto es, "los asesinatos ilegales por parte de la policía de personas de raza negra" através de la aprobación de leyes para restringir el uso de la fuerza letal como último recurso para evitar una amenaza inminente a la vida.

"El racismo y la supremacía blanca están alimentando estos asesinatos y la respuesta policial a las protestas", ha lamentado Ward. "El Gobierno federal debería establecer una comisión nacional para abordar todos los aspectos de esta crisis, incluidos los asesinatos cometidos por la Policía, el derecho a protestar y poner fin a la discriminación", ha añadido.

Amnistía pide por último al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que "ponga fin a su retórica y políticas violentas y discriminatorias".