Publicado 02/10/2017 20:25CET

La antigua líder de AfD planea crear su propia formación

Frauke Petry
REUTERS / WOLFGANG RATTAY

BERLÍN, 2 Oct. (Reuters/EP) -

La antigua líder de Alternativa para Alemania (AfD) Frauke Petry ha anunciado que quiere crear su propio partido, después de haber abandonado la formación ultraderechista, que entró en el Parlamento alemán por primera vez en las elecciones generales celebradas el 24 de septiembre.

Petry, de 42 años, formará su propio grupo en el Bundestag, con el que tiene intención de presentarse a las elecciones regionales que se celebrarán en 2019, según ha manifestado en declaraciones al diario alemán 'Welt am Sonntag'.

La diputada ha explicado que su decisión se basa en su pretensión de mantener las distancias con las posiciones más extremistas de la formación y en la afirmación de que la mayoría de personas afines a sus "políticas orientadas al mercado no son seguidoras de AfD".

La política, que ha sido la figura más reconocida de AfD durante los dos últimos años, sorprendió a su propio partido la semana pasada cuando anunció que tomaría posesión de su escaño en el Parlamento alemán como miembro independiente y que abandonaba AfD después de que la formación obtuviese un 12,6 por ciento de los votos en las elecciones.

Varios miembros del partido han apoyado la decisión de Petry, que ha asegurado que no desea "que desaparezca el núcleo de AfD porque no funcionaría". "Sé que hay miembros de AfD que querían relegarnos porque hemos recibido peticiones", ha añadido.

Petry había mostrado en varias ocasiones su deseo de conducir el partido hacia un curso más moderado, en contraste con la línea ideológica general de la formación. AfD manifestó que el islam en general no tenía lugar en Alemania, pero la candidata defendió que si los musulmanes entendían la religión como un asunto de la esfera privada y no hacían demandas políticas desde su fe, podían vivir en el país.

AfD, aislado por el resto de partidos en el Parlamento, se muestra firmemente en contra de cualquier tipo de inmigración, chocando con la preferencia de Petry de permitir sólo la entrada en el país de extranjeros cualificados, en una especie de "inmigración controlada".

Para leer más