Publicado 18/01/2022 11:17

Aplazada hasta el miércoles la vista judicial contra el expresidente ucraniano Poroshenko, acusado de traición

Archivo - El expresidente ucrnaiano Petro Poroshenko.
Archivo - El expresidente ucrnaiano Petro Poroshenko. - Serg Glovny/ZUMA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El expresidente ucraniano Petro Poroshenko ha quedado libre este martes después de que un juez decidiera aplazar hasta el miércoles la vista judicial en contra del antiguo mandatario, que ha sido acusado de traición y ha regresado al país para ser juzgado.

La decisión ha sido tomada después de casi doce horas de audiencia ante el Tribunal de Distrito de Pechersk, en Kiev, la capital del país. El juez Oleksiy Sokolov anunció poco después que el fallo se emitirá a las 14.00 del 19 de enero.

Sin embargo, Poroshenko ha negado las acusaciones vertidas en su contra aunque no ha solicitado en ningún momento que el juez sea recusado, según informaciones de la agencia de noticias Unian.

El que fuera el quinto presidente de la Ucrania postsoviética ha insistido en que el caso en su contra ha sido "inventado" y ha pedido al actual presidente y uno de sus principales rivales políticos, Volodimir Zelenski, que "haga más por la defensa y la unidad del país ahora que Rusia amenaza con invadirlo".

La Fiscalía considera a Poroshenko sospechoso de ayudar a los separatistas a vender carbón valorado en 54 millones de dólares (unos 47,7 millones de euros) a Kiev en 2014 y 2015 y ha pedido que el tribunal fije 37 millones de dólares (unos 36 millones de euros) como fianza para su puesta en libertad, según el diario 'Kyiv Post'. Él sigue negando las acusaciones y ha insistido en que las autoridades han cruzado la "línea roja".

El que fuera su ministro de Energía, Volodimir Demchishin, también ha sido imputado y se encuentra en una lista de búsqueda y captura a nivel internacional. Asimismo, el diputado prorruso Viktor Medvedchuk --que se encuentra actualmente bajo arresto domiciliario-- es sospechoso en el marco del caso.

En una rueda de prensa tras bajarse del avión, Poroshenko ha defendido que ha regresado a Ucrania para "defender" al país de la ocupación que se ha venido produciendo desde 2014, incluida la península de Crimea.

El político ha prometido que su intención es defender al país de una posible invasión rusa, pero podría enfrentarse a una pena de hasta 15 años de prisión en caso de ser hallado culpable. Por su parte, el partido del actual presidente, Siervo del Pueblo, ha acusado a Poroshenko de tratar de crear un "escándalo artificial y provocar una confrontación civil".

Más información