Arabia Saudí amenaza con "grandes acciones" en respuesta a eventuales sanciones por el caso Jashogi

Yamal Jashogi
REUTERS / HANDOUT .
Publicado 14/10/2018 13:54:15CET

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

Arabia Saudí ha advertido este domingo de que responderá con "grandes acciones" a cualquier sanción que se derive del caso del periodista saudí Yamal Jashogi, a quien se perdió la pista el 2 de octubre en el consulado general de Estambul, donde las autoridades turcas creen que fue asesinado por agentes de Riad.

"El reino afirma su total rechazo a cualquier amenaza, ya sea mediante la imposición de sanciones económicas, usando presiones políticas o repitiendo falsas acusaciones que no socavarán al reino ni su posición en el mundo árabe e islámico ni en la comunidad internacional", ha dicho una fuente oficial citada por la agencia de noticias oficial SPA.

La fuente ha alertado de que "estas débiles empresas fracasarán, como las anteriores", a pesar de lo cual el país responderá con "grandes acciones". A este respecto, ha recordado que la economía saudí "tiene un papel vital en la economía global" debido a sus reservas de gas y petróleo.

También ha incidido en que Arabia Saudí "ha jugado un papel prominente a lo largo de la historia para la seguridad, la estabilidad y la prosperidad en la región y en el mundo, liderando los esfuerzos para combatir el extremismo y el terrorismo e impulsando la cooperación económica".

Al mismo tiempo, ha valorado a "los hermanos" que han respaldado a Arabia Saudí en esta "campaña de falsas acusaciones". "El reino, como su Gobierno y su gente, permanecerá más firme y glorioso que nunca, sin importar la presión ni las circunstancias que se den", ha ratificado.

SOSPECHAS SOBRE ARABIA SAUDÍ

Jashogi, conocido crítico de las autoridades saudíes que colaboraba como columnista en el 'Washington Post', desapareció la semana pasada cuando acudió al consultado de Estambul para tramitar los papeles para poder casarse con su pareja, a la que no dejaron pasar.

Arabia Saudí ha negado cualquier implicación en la desaparición de Jashogi, pero las primeras pesquisas apuntan a que nunca salió de la oficina consular. Según fuentes policiales citadas por la prensa turca, fue asesinado, desmembrado y sacado por partes del consulado y del país.

Las crecientes sospechas sobre la muerte de Jashogi y la culpabilidad de Arabia Saudí han generado malestar internacional. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha prometido un "fuerte castigo" si la hipótesis se confirma, a pesar de que Washington y Riad son viejos aliados.