Argelia.- El ministro de Interior argelino asegura que el terrorista que atentó ayer fue abatido al tratar de huir

Actualizado 08/09/2007 1:25:36 CET

ARGEL, 7 Sep. (EP/AP) -

Según la Policía local el principal sospechoso responsable del atentado de ayer --saldado con 19 muertos y 107 heridos y presuntamente dirigido contra el presidente, Abdelaziz Buteflika-- transportó una bomba en una bolsa de plástico entre la multitud congregada frente a la mezquita Al-Atik y que esperaba la llegada del jefe de Estado. El hombre soltó la bolsa antes de que explotara y fue abatido por las fuerzas de seguridad al tratar de huir, explicó hoy el Ministro de Interior argelino, Yazid Zerhuni.

En un mensaje difundido por la radio nacional, Zerhuni advirtió a los terroristas que operan en el país que sólo tienen "una alternativa: bien entregarse o morir".

Cientos de personas se manifestaron hoy en Batna, en el noreste del país y donde ocurrió el ataque, para mostrar su repulsa al atentado y en apoyo de los esfuerzos de paz del Ejecutivo. "La reconciliación nacional fue una elección estratégica de la población argelina, una elección irreversible", aseguró hoy Buteflika, citado por APS. El mandatario se trasladó a una mezquita local para rezar en memoria de las víctimas, sin interrumpir su visita al este del país.

A LA ESPERA DEL ADN

La Policía cree que el sospechoso pertenecía a un grupo miliciano activo que ha cambiado su base del oeste de Argelia a Batna hace unos tres años, explicó el ministro, quien añadió que las autoridades han tratado de identificar al terrorista aunque están a la espera de confirmar su identidad mediante análisis de ADN.

Las autoridades creen que el objetivo real del atentado era el propio presidente, en el poder desde hace ocho años, si bien este extremo no ha sido confirmado por las autoridades, aunque el propio secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha emitido una denuncia pública del atentado "contra el presidente Buteflika". La explosión ocurrió 45 minutos antes de que aterrizara el avión que trasladaba al presidente a la ciudad.

Por el momento ninguna organización ha reivindicado la responsabilidad del atentado que, según datos del Ministerio de Interior se saldaron con 19 muertos y 107 heridos. Sin embargo fuentes médicas hablan de 20 muertos y más de 100 heridos, incluidos 24 graves, mientras que la radio nacional cifró en 22 el número de víctimas mortales.

Este atentado se produjo meses después de que decenas de personas perdieran la vida el pasado 11 de abril, cuando varias bombas estallaron junto a la oficina del primer ministro y una comisaría de Policía en un barrio de la capital. Entonces una nueva rama de Al Qaeda --Al Qaeda en el Magreb Islámico-- asumió la autoría de los atentados.