Actualizado 08/01/2007 16:52 CET

Argentina.- La Justicia argentina declara crimen de lesa humanidad la sustracción de menores

BUENOS AIRES, 8 Ene. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La Justicia argentina resolvió hoy que la sustracción de menores es un crimen de lesa humanidad al rechazar un recurso presentado por el último presidente de la dictadura militar (1976-1983) Reynaldo Benito Bignone, quien había solicitado que se declarara la prescripción de la causa que se le sigue.

Según informaron fuentes judiciales, la Cámara Federal sostuvo en un fallo que "la apropiación de niños por parte de agentes estatales en el contexto de un ataque sistemático contra una población civil debe ser considerada como un crimen contra la Humanidad", al rechazar el recurso de Bignone.

Los jueces Horacio Cattani y Gabriel Cavallo, que firman el fallo, recordaron que al ex dictador se le acusa de los delitos de sustracción, retención, ocultamiento y sustitución de la identidad de seis niñas, dentro de un plan global de la dictadura de sustracción de menores.

Los casos pors lo que está procesado Bignone son los de Laura Ruiz Dameri, Paula Logares, María Artigas de Moyano, Mariana Zaffaroni Islas, Eva Julien Grisonas y Anatole Julien Grisonas, "producidos en el marco de la última dictadura que usurpó el poder entre 1976 y 1983", según las citadas fuentes.

"La sustracción de las menores señaladas y la sustitución de sus identidades son conductas subsumibles en el delito de desaparición forzada de personas" y, por ende, "imprescriptibles", dijeron los jueces al rechazar la prescripción de la acción penal.

Bignone está en libertad, al igual que el ex jefe de la Armada Rubén Franco, ya que la Cámara Federal resolvió en cotubre de 2005 que ambos podían esperar en libertad hasta que se les realice el juicio oral por los delitos de los que están acusados.