Arranca en Argelia el juicio por corrupción contra los ex primeros ministros Ahmed Uyahia y Abdelmalek Sellal

Publicado 04/12/2019 22:55:03CET
Primeros ministros argelinos Ahmed Uyahia (d) y Abdelmalek Sellal (i)
Primeros ministros argelinos Ahmed Uyahia (d) y Abdelmalek Sellal (i) - WIKIPEDIA - Archivo

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El proceso judicial contra los ex primeros ministros de Argelia Ahmed Uyahia y Abdelmalek Sellal, acusados de corrupción, ha arrancado este miércoles en un tribunal de la capital, Argel, en medio de un importante despliegue de seguridad.

Uyahia y Sellal fueron detenidos en junio en el marco de una serie de operaciones contra la corrupción y están acusados de "actos punibles en relación con la conclusión de licitaciones y contratos públicos contrarios a la reglamentación y las leyes en vigor".

Numerosos empresarios y otras personas cercanas al expresidente Abdelaziz Buteflika, quien abandonó el cargo en abril, han sido detenidos desde su salida del poder. La Justicia ha asegurado que trabaja de forma independiente y sin recibir órdenes.

Sin embargo, la defensa ha denunciado que "las condiciones de un proceso justo no se dan" en este caso y ha agregado que el proceso tendrá lugar ante una Justicia "politizada" y un clima de "ajuste de cuentas", según ha informado el diario local 'Tout sur l'Algerie'.

"En las condiciones actuales de ajuste de cuentas y venganza no puede haber un juicio justo", ha dicho Abdelmayid Sellini. La defensa ya boicoteó la primera sesión el lunes, lo que provocó que los procedimientos fueran aplazados hasta este miércoles.

El presidente interino, Abdelkader Bensalá, ensalzó a principios de mayo la rapidez de la respuesta del Estado a las reivindicaciones populares, haciendo especial hincapié en la apertura de casos por corrupción contra destacados miembros del círculo de Buteflika, aunque sin mencionarlos directamente.

Por su parte, el jefe del Ejército, Gaid Salá, quien ayudó a expulsar a Buteflika tras presionar para que declararan su inhabilitación para el cargo por motivos de salud, ha avisado de que varios casos importantes de corrupción acabarán saliendo a la luz tarde o temprano.

A pesar de ello, las manifestaciones han continuado para intentar evitar la celebración de elecciones presidenciales, convocadas para el 12 de diciembre, argumentando que no serán libres ni justas mientras elementos de la cúpula de Buteflika sigan en el poder.

Así, exigen la salida del poder de Bensalá y del primer ministro, Nurredín Bedui, ambos muy cercanos al expresidente. El presidente interino ascendió al puesto la salida de Buteflika del poder --anteriormente presidía el Senado--, mientras que Bedui fue nombrado primer ministro por el ahora exmandatario en medio del movimiento popular contra él.

En este contexto, el ministro del Interior argelino, Saladín Dahmune, ha cargado duramente contra los manifestantes, a los que ha tildado de "pseudo argelinos", "traidores", "homosexuales" y "mercenarios" al servicio de Francia.

De esta forma, ha resaltado que las elecciones "serán una lección de la unidad del pueblo argelino y su posición única para conservar la independencia de Argelia", tal y como ha recogido el diario local 'El Watan'.

La Autoridad Nacional Independiente para las Elecciones (ANIE) ha aprobado únicamente las candidaturas de cinco personas: los ex primeros ministros Alí Benflis y Abdelmayid Tebune, el exministro de Cultura Azedín Mihubi, el exministro de Turismo Abdelkader Bengrina y el presidente del Frente al Mustaqbal, Abdelaziz Belaid.

Contador

Para leer más