Actualizado 12/09/2020 13:16:04 +00:00 CET

Gobierno y talibán arrancan las conversaciones con voluntad de alcanzar un acuerdo para Afganistán

Afganistán.- Arrancan en Doha las históricas conversaciones de paz entre el Gobi
Afganistán.- Arrancan en Doha las históricas conversaciones de paz entre el Gobi - CHEN XIN / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo
Abdulá reclama un "alto el fuego humanitario" mientras que el 'número dos' de los talibán insiste en un "sistema islámico" para el país
 
Pompeo defiende que es posible una "paz duradera" mientras Borrell llama a las partes a un "alto el fuego inmediato"
 
   MADRID, 12 (EUROPA PRESS)
 
   Las históricas conversaciones de paz entre el Gobierno afgano y los talibán han arrancado este sábado en Doha, la capital de Qatar, con ambas partes comprometidas a lograr una solución que ponga fin a más de dos décadas de conflicto en el país asiático.
 
   El presidente del Alto Consejo para la Reconciliación Nacional de Afganistán, Abdulá Abdulá, ha agradecido a los talibán que hayan aceptado negociar y ha defendido la necesidad de no desaprovechar "esta oportunidad para la paz".
 
   "Hemos venido aquí con la buena voluntad y la buena intención de acabar con 40 años de derramamiento de sangre y lograr una paz duradera y para todo el país", ha asegurado Abdulá, el representante de mayor rango enviado al acto por el Gobierno afgano.
 
   "Puedo deciros con confianza que la historia de nuestro país dará la bienvenida y recordará hoy como el fin de la guerra y el sufrimiento de nuestro pueblo", ha sostenido Abdulá, que realtado los logros en materia de derechos de las mujeres y libertades logrados en los 19 años transcurridos desde la caída de los talibán.
 
   Asimismo, ha enviado un mensaje de cautela, subrayando que "cuando se firmó el acuerdo entre Estados Unidos y los talibán, la población confió en una paz duradera, pero desgraciadamente desde entonces más de 12.000 afganos han sido asesinados y otros 15.000 han resultado heridos". "Se debe anunciar un alto el fuego humanitario", ha reclamado.
 
   Por su parte, el 'número dos' de los talibán, el mulá Abdul Ghani Baradar, ha tomado la palabra en nombre del grupo que fundó el mulá Omar, reconociendo que la negociación tendrá momentos difíciles por lo que habrá que avanzar "con mucha paciencia".
 
   "Le aseguramos al mundo que intentaremos alcanzar un buen resultado", ha manifestado Baradar, que ha asegurado que los talibán acuden con "plena honestidad". En todo caso, ha dejado claro que ellos aspiran a que "Afganistán tenga un sistema islámico en el que todos los afganos vivan sin ninguna discriminación y en armonía".
 
   Los talibán quieren "un Afganistán independiente, unido y próspero", ha recalcado Baradar, que ha subrayado que Estados Unidos debe mantener su compromiso con el acuerdo firmado en febrero, el cual prevé la retirada gradual de las tropas estadounidenses a cambio de una serie de condiciones, entre ellas que los talibán dejen de apoyar a Al Qaeda.
 
MENSAJE DE POMPEO
 
   También ha tomado la palabra el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, cuyo país ha sido el principal impulsor de estas negociaciones, continuación del acuerdo de paz alcanzado entre Washington y los talibán en Doha.
 
   En su intervención, Pompeo ha sostenido que "una paz duradera es posible" en Afganistán y ha asegurado que Estados Unidos no está buscando imponer su sistema a otros. En este sentido, ha considerado que las conversaciones deberían tener como resultado "un acuerdo político que acomode todos los puntos de vista en competición".
 
   "No puedo instaros lo suficientemente fuerte a aprovechar esta oportunidad", ha subrayado el secretario de Estado, según Bloomberg. "Proteged este proceso, respetaros entre vosotros, sed pacientes, permaneced centrados en la misión", ha pedido a las partes. "Estamos preparados para apoyar esta negociación si nos lo pedís. Este es vuestro momento, rezo para que lo aprovechéis", ha zanjado.
 
   En la ceremonia inaugural, además del ministro de Exteriores qatarí que ha sido el encargado de abrirla en calidad de país anfitrión, también han tomado la palabra el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, así como los ministros de Exteriores de más de una decena de países, principalmente de la región, pero también la española Arancha González Laya.
 
   "Entramos en una nueva fase", ha destacado Stoltenberg, incidiendo en que tanto los afganos como la comunidad internacional quieren la paz para Afganistán. Los sacrificios hechos en estos años tanto por los propios afganos como por las fuerzas de la Alianza "no han sido en vano y Afganistán ya no es un refugio seguro para los terroristas internacionales", ha aseverado.
 
   El titular de la OTAN ha puesto en valor los avances en materia de Derechos Humanos logrados en las dos últimas décadas y ha reclamado que estos "logros sean preservado" en las negociaciones, que la Alianza está dispuesta a "apoyar para que prosperen". "Tras décadas de conflicto, estas conversaciones son la mejor oportunidad para la paz", ha resaltado.
 
LA UE PIDE UN ALTO EL FUEGO
 
   Por su parte, Borrell ha coincidido en lo histórico del proceso que arranca y ha confiado en que "lleve a la paz que el pueblo de Afganistán merece y lleva tanto tiempo reclamando". Además, ha instado a las partes a que "acompañen el inicio de las conversaciones de paz con un alto el fuego inmediato, integral, incondicional y en todo el país".
 
   "Con la apertura de este nuevo capítulo, un simple reducción de la violencia ya no es suficiente", ha defendido Borrell. "Ahora que se cumplen todas las condiciones previas, nada debería impedir un alto el fuego que sea aceptado e implementado por ambas partes", ha insistido.
 
   A su vez, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha valorado que las conversaciones suponen una "gran oportunidad" de hacer realidad las aspiraciones de paz de los afganos. "Los propios afganos deben determinar el contenido y la naturaleza de las conversaciones", ha señalado.
 
   El jefe de la ONU ha pedido a "todas las partes deben cumplir con su papel para garantizar que las mujeres participan" en el proceso y que "se redoblen los esfuerzos para proteger a los civiles y desescalar el conflicto para salvar vidas y para crear un ambiente propicio para las conversaciones".
 
   Por último, ha advertido de que es "crucial" que los líderes afganos y la comunidad interancional "hagan todo lo posible para que la paz sea una realidad" y ha reiterado la disposición de la ONU a ayudar en el proceso de paz y en el desarrollo de Afganistán.
 
PRIMER CONTACTO ENTRE DELEGACIONES
 
   A la ceremonia oficial de inauguración ha seguido un primer contacto entre las dos delegaciones. En concreto, se han reunido cinco de los delegados del Gobierno con otros cinco delegados talibán.
 
   Al término del mismo, el ministro de Exteriores afgano en funciones, Hanif Atmar, ha indicado que se han discutido cuestiones técnicas. Además, según informan los medios afganos, no está previsto un encuentro entre Abdulá y el mulá Baradar puesto que no ha habido una petición en este sentido.
 
   Por otra parte, el portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, ha informado en Twitter de que el grupo insurgente ha liberado este sábado a 22 miembros de las fuerzas de seguridad que estaban en su poder en Helmand "como gesto de buena voluntad" por el inicio de las conversaciones.

Contador

Para leer más