Arrestadas en Sudáfrica 100 personas que protestaban contra la violencia xenófoba

Publicado 30/10/2019 19:24:51CET
Policías patrullan las calles de Johanesburgo (imagen de archivo).
Policías patrullan las calles de Johanesburgo (imagen de archivo). - REUTERS / MARIUS BOSCH - Archivo

JOHANNESBURGO, 30 Oct. (Reuters/EP) -

Al menos 100 personas que protestaban contra la xenofobia han sido arrestadas este miércoles como parte de una operación que ha llevado a cabo la Policía de Sudáfrica para dispersar una manifestación en Ciudad del Cabo, en la que participaban refugiados y solicitantes de asilo.

Los manifestantes habían estado acampando durante semanas cerca de la sede del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), para pedir su traslado fuera del país al no sentirse seguros tras una ola de violencia xenófoba, según ha señalado la Policía.

Medios locales han publicado imágenes de la Policía disparando chorros de agua contra los manifestantes, algunos de ellos visiblemente angustiados o con niños en sus espaldas; así como confiscando objetos personales como ropa, bolsas de dormir o utensilios de cocina.

El Servicio de Policía sudafricano (SAPS, en inglés) ha dicho en un comunicado que el hecho se ha debido a una orden judicial que les solicitaba desalojar a 300 personas.

"Cerca de 100 personas han sido arrestadas después de que no atendieran al llamado para que se dispersaran", ha asegurado la Policía, que ha agregado que ACNUR ha tratado de "resolver el impasse sin éxito".

Los refugiados han solicitado la repatriación a sus países de origen o ser trasladados a otro lugar después de que se registraran una serie de disturbios y ataques mortales en septiembre, que ocasionaron la muerte de 10 personas.

Las poblaciones de migrantes africanos han sido el blanco de la violencia, que ha estallado periódicamente en Sudáfrica. Al menos 1.500 personas han tenido que dejar sus hogares y las líneas de ayuda de ACNUR han recibido numerosos informes de casas y negocios de extranjeros incendiados, aumento de la actividad de bandas criminales y un aumento de casos de violencia sexual y de género.

Organizaciones no gubernamentales han hecho un llamamiento a las autoridades para que actúen contra los autores de ataques xenófobos contra migrantes, de modo que no se repita la ola de violencia registrada en 2008 que acabó con la vida de 62 extranjeros.

Para leer más