Actualizado 29/03/2019 11:59 CET

El edificio en que han muerto 25 personas en Daca carecía de las salidas de emergencia adecuadas

REUTERS / MOHAMMAD PONIR HOSSAIN

DACA, 29 Mar. (DPA/EP) -

El edificio comercial de 22 pisos en Daca, donde al menos 25 personas han fallecido por el incendio desatado este jueves, no tenía las salidas de emergencia adecuadas y carecía de algunos de los permisos necesarios, según ha reconocido este viernes un funcionario del Gobierno, mientras que un ministro bangladeshí ha catalogado el incidente de "asesinato".

Las laxas regulaciones y la pobre ejecución de los proyectos son muchas veces los culpables de grandes incendios en el país asiático, que han causado la muerte de cientos de personas en los últimos años.

Las autoridades ya han comenzado una investigación para dilucidar las causas del accidente del jueves, donde al menos siete personas murieron tras saltar por las ventanas del edificio de 22 pisos en Daca, una de las ciudades más densamente pobladas del mundo.

"No había salidas de emergencia como tal en un edificio que alberga muchas oficinas y varios restaurantes", ha denunciado el director del Servicio de Incendios y Defensa Civil, Julfikar Rahman.

"Si el edificio hubiese tenido las salidas de emergencia adecuadas, la gente podría haber escapado. Había poco equipamiento antincendios en el edifico y además no funcionaba bien", ha explicado.

Las únicas dos salidas del edificio eran dos puertas de 0,6 y 1,2 metros de ancho, demasiado estrechas para que la gente del interior pudiese abandonarlo ordenadamente y fácilmente bloqueables con la aglomeración, ha añadido Julfikar Rahman.

El ministro de Vivienda y Obras Públicas del Gobierno de Bangladesh, Rezaul Karim, ha asegurado tras visitar el lugar de los hechos que "no es un accidente, es un asesinato".

En el edificio, los bomberos siguen con las tareas de rescate. Desde allí, el ministro se ha comprometido a tomar acciones legales "contra aquellos responsables de violar los códigos del edifico, sin importar lo poderosos que sean".

Las autoridades de Daca están investigando cómo el propietario, que tenía permisos para construir 18 pisos, se las ingenió para poner en pie un edificio de 22 plantas.

Los helicópteros se han unido a las 22 unidades de bomberos que han luchado contra el fuego junto a la Policía.

Para leer más