29 de febrero de 2020
 
Publicado 12/02/2020 15:34:39CET

Ascienden a más de mil los combatientes muertos por la ofensiva lanzada por Siria en el noroeste del país

Un rebelde en un vehículo blindado en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria
Un rebelde en un vehículo blindado en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria - Anas Alkharboutli/dpa

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los enfrentamientos desencadenados en el noroeste de Siria a causa de la ofensiva militar lanzada el 24 de enero por el Ejército sirio en las provincias de Idlib y Alepo han dejado ya más de un millar de combatientes muertos, según ha informado este miércoles el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El organismo, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha señalado en su página web que los combates se han saldado hasta ahora con la muerte de 545 rebeldes, incluidos 405 yihadistas, y 499 militares y miembros de milicias leales a Damasco.

Asimismo, ha destacado que el Ejército ha tomado más de 160 áreas a raíz de la ofensiva, incluida la autovía que conecta Damasco con Alepo, de importancia estratégica y uno de los puntos clave de las operaciones militares.

Por otra parte, ha resaltado que la ofensiva ha provocado hasta el momento 350.000 desplazados en el noroeste de Siria, incluidos 70.000 nuevos desplazados durante las últimas 24 horas.

Naciones Unidas cifró el lunes en cerca de 700.000 los desplazados internos desde el 1 de diciembre, si bien el Observatorio ha indicado que la cifra roza ya el millón de personas.

Los gobiernos de Turquía y Rusia, que apoyan a bandos distintos en el conflicto, alcanzaron en 2018 en Sochi un acuerdo para crear una zona desmilitarizada en Idlib para impedir una ofensiva del Ejército contra la provincia, controlada por rebeldes y yihadistas.

Por otra parte, Turquía, Rusia e Irán son los garantes del conocido como proceso de paz de Astaná, lanzado en Kazajistán en enero de 2017 para poner fin a la guerra en Siria. El proceso va en paralelo al impulsado por Naciones Unidas en Ginebra.

La provincia de Idlib y zonas de las de Alepo y Hama se encuentran en manos de varios grupos armados, el más importante de los cuales es el grupo yihadista Hayat Tahrir al Sham (HTS). El Gobierno de Siria ha defendido que la ofensiva es parte de su lucha contra el terrorismo en el país.

A punto de cumplirse el noveno aniversario del inicio de la guerra civil en Siria, el Gobierno de Al Assad ya ha recuperado el control de casi todo el territorio sirio, a excepción de zonas de Idlib y partes del norte y el noreste del país, donde operan milicias kurdas y grupos rebeldes apoyados por Ankara tras su ofensiva contra los grupos kurdos en la zona fronteriza.

Contador

Para leer más