Al Assad habría ofrecido la autonomía a las zonas kurdas a cambio de la retirada de las FDS

Una miliciana de las FDS junto a un carro de combate
REUTERS / RODI SAID
Actualizado 29/10/2017 19:20:41 CET

ESTAMBUL, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, habría ofrecido una autonomía a la región del norte de Siria de mayoría kurda a cambio de la retirada de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) de las zonas que controlan. Sin embargo, las autoridades de la región kurda habrían respondido con la propuesta de un estado federal.

Fuentes consultadas por la agencia de noticias turca Anatolia han explicado que este domingo ha habido contactos entre representantes del Gobierno y del Partido de la Unión Democrática (PYD) en Qamishli, un distrito de la provincia de Hasaka bajo control de las fuerzas gubernametnales.

El jefe de la delegación gubernamental sería el director de la Oficina Nacional de Seguridad, Alí Mamluk, quien habría ofrecido reconocer la autoridad del PYD en la región si las FDS se retiran de los territorios capturados durante la guerra civil siria.

Sin embargo, el PYD ha rechazado la oferta y ha planteado la necesidad de cambios en el sistema constitucional sirio, según las fuentes consultadas. Aunque las partes no han logrado un acuerdo, sí han pactado volver a reunirse próximamente para proseguir los contactos. Estas conversaciones habrían sido posibles con la mediación de Rusia, según Anatolia.

La Federación Democrática de Siria del Norte proclamó su independencia en marzo de 2016 con el objetivo de configurar un sistema político multiétnico que aspira a ser el único de Siria. Por el momento, las fuerzas políticas más potentes son las kurdas, con el PYD al frente.

Las FDS --las fuerzas armadas de la federación-- están integradas fundamentalmente por las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas y controlan la parte norte del país, aunque en las últimas semanas han logrado avanzar hacia el sur en el este del país a costa de los territorios hasta ahora bajo control del Estado Islámico, en franco retroceso, hasta controlar una cuarta parte del total del territorio sirio.