Al Assad ofrece una amnistía a desertores y quienes huyeron del servicio militar

Bashar al Assad junto a militares en Ghuta Oriental
REUTERS / SANA SANA - Archivo
Actualizado 09/10/2018 11:06:11 CET

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno sirio ha anunciado este martes una amnistía para quienes desertaron del Ejército o han evitado el servicio militar, dándoles un plazo de varios meses para presentarse a sus puestos sin enfrentarse a ningún castigo.

En un decreto publicado este martes y del que ha informado la agencia oficial SANA, el presidente sirio, Bashar al Assad, ha dicho que la amnistía cubre todos los castigos por deserción dentro y fuera de Siria. Los hombres dentro del país tendrán cuatro meses para beneficiarse de la medida y los que están fuera tendrán seis meses.

En virtud de la legislación militar siria, los desertores pueden enfrentarse a años de prisión si abandonan sus puestos y no se presentan para el servicio militar en un determinado plazo.

Muchos soldados han desertado desde lo que comenzaron como protestas pacíficas contra Al Assad degeneró en un conflicto con diversos agentes externos e internos implicados y muchos interses de por medio, provocando la muerte de medio millón de personas. Algunos se unieron a los grupos rebeldes mientras que otros escaparon.

Auque la amnistía cubre la deserción, no cubre luchar contra el Gobierno o unirse a los rebeldes, que son considerados por el Gobierno sirio como terroristas.

El temor al reclutamiento y el potencial castigo por evadir el servicio militar o por la deserción es una de las principales razones esgrimidas por los refugiados que no quieren regresar a Siria, según las organizaciones humanitarias.

Más de 5 millones de sirios han buscado refugio fuera del país, principalmente en Turquía, Líbano y Jordania. Aunque el Gobierno sirio defiende que ya se dan las condiciones para que regresen a su país, después de que Damasco haya conseguido recuperar el control de la gran mayoría de Siria con apoyo de Rusia, las agencias humanitarias consideran que aún es prematuro.

Contador