Al Assad ve factible formar un gobierno de unidad en Siria en el que esté la oposición

Actualizado 30/03/2016 14:17:33 CET
Bashar al Assad
SANA SANA / REUTERS

El presidente cifra en 200.000 millones de dólares los daños causados por la guerra en Siria

MOSCÚ, 30 Mar. (EUROPA PRESS) 

El presidente sirio, Bashar al Assad, ha considerado este miércoles factible la formación de un Gobierno de unidad nacional que incluya a la oposición y cuya principal misión sea la elaboración de una nueva Constitución.

En una entrevista concedida a la agencia rusa RIA Novosti, Al Assad ha considerado que la formación de dicho gobierno podría acordarse en el marco de las conversaciones de paz de Ginebra, cuya siguiente ronda está prevista para el 10 de abril.

El presidente sirio ha dejado claro que cualquier transición debe enmarcarse en la actual Constitución del país, incidiendo en que la noción de periodo de transición "no existe".

"El periodo de transición debe inscribirse en la Constitución actual y adoptaremos una nueva después de que la vote el pueblo sirio", ha explicado, aclarando que antes de que llegue este momento "podemos ocuparnos del Gobierno".

"El organismo de transición o lo que determina el formato de la transición es un Gobierno formado por diferentes fuerzas políticas sirias: opositoras, independientes, pertenecientes al Gobierno actual y otras", ha puntualizado.

El principal objetivo de este Gobierno sería, ha añadido, "elaborar una Constitución, luego presentarla a los sirios para que la voten y más tarde asegurar el traspaso a la nueva Carta Magna". "Por lo tanto, la solución consiste en crear un Gobierno de unidad nacional que elaborará la nueva Constitución", ha resumido.

En opinión de Al Assad, el formato de un nuevo Gobierno sirio se debe acordar en Ginebra. "El objetivo de las negociaciones de Ginebra consiste en acordar el formato de este Gobierno mediante el diálogo intersirio".

El presidente ha reconocido que no todas las partes sirias aceptan esta decisión pero "algunos ya están de acuerdo". "Cuando todos aprobemos esta idea diremos cómo se llevará a la práctica", ha añadido, afirmando que lo lógico sería que en él estuvieran "presentes las fuerzas independientes, de la oposición, y las fuerzas leales al Estado".

Asimismo, ha precisado que el actual Parlamento "no desempeñará ningún papel en este proceso que llevaremos a cabo nosotros y la oposición desde el extranjero". "El Consejo Popular controla el trabajo del Gobierno pero en Siria no lo nombra", ha explicado.

Al Assad ha considerado que el borrador de la nueva Carta Magna de Siria podría estar listo en unas semanas y por tanto antes del plazo de agosto que había marcado el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, tras su visita a Moscú.

"Probablemente, el borrador de la Constitución esté listo en unas semanas. Los expertos están presentes, hay propuestas elaboradas que se pueden reunir, el tiempo se gasta más en las discusiones", ha afirmado.

El presidente ha explicado que "quedan abiertas algunas cuestiones no relacionadas con los plazos de la elaboración del texto de la Constitución; la pregunta consiste en qué proceso político permitirá comenzar a debatir la Constitución".

"Nosotros como Estado podemos hoy en día ocuparnos de elaborar el texto de la Constitución y presentarlo a los sirios. ¿Pero de qué otras fuerzas políticas estamos hablando? No lo sabemos", ha aseverado, asegurando que ni la ONU ni Estados Unidos parecen saberlo.

Algunos países y "sobre todo Arabia Saudí", ha advertido, "quieren reducir el otro bando solo a la plataforma opositora formada en Riad donde hay terroristas", en referencia al Alto Comité para las Negociaciones.

"Es necesario que la oposición se presente como una sola fuerza, pero no es así. Cuando se logre, podremos hablar con ellos sobre la Constitución. En cuanto a agosto, es un plazo razonable y suficiente", ha remachado.

DESCARTA LA FEDERALIZACIÓN

En otro orden de cosas, ha considerado que la federalización de Siria no es viable ya que se trata de un país "demasiado pequeño para ser una federación". Desde el punto de vista sociológico, ha añadido, haría falta la presencia de comunidades que "no pueden coexistir pacíficamente".

"Eso no existió en la historia de Siria, y se trata de un principio básico. No creo que Siria esté lista para la federalización, no hay factores naturales para que sea posible", ha sostenido Al Assad, si bien ha asegurado que como Estado "estaremos de acuerdo con todo lo que apruebe el pueblo".

En cuando a los kurdos, ha considerado que la mayoría de ellos quieren vivir en una Siria unitaria y no en un Estado federal. No se debe "confundir a los kurdos que aspiran a la federalización con todos los kurdos", ha resaltado.

"Es probable que existan personas que no son kurdas y son minoritarias a escala global que también aspiren a ello; sin embargo esta idea no fue propuesta por la sociedad siria y no creo que en caso de una votación obtenga el apoyo del pueblo sirio", ha argumentado.

COSTE DE LA GUERRA

Por otra parte, Al Assad ha indicado "el daño económico y a la infraestructura supera los 200.000 millones de dólares" tras más de cinco años de guerra civil.

Según el presidente sirio, "las cuestiones económicas se pueden arreglar cuando se estabilice la situación en Siria, pero la reconstrucción de la infraestructura requiere mucho tiempo". En este sentido, ha señalado que Damasco espera contar con la ayuda de Rusia, China e Irán, y de aquellos países occidentales que quieran participar en el proceso.

"La reconstrucción es beneficiosa para las empresas que participen, sobre todo si logran préstamos de los países que las apoyen", ha subrayado, puntualizando que "sin duda los sirios nos dirigiremos primero a los países amistosos", empezando por Rusia.

En este sentido, ha indicado que Siria necesita la presencia militar rusa aunque la situación de seguridad se vaya estabilizando. Según Al Assad, la presencia de Rusia es "eficaz en la lucha antiterrorista".

"El proceso de la lucha antiterrorista no es rápido o instantáneo" puesto que "en esta región el terrorismo se propagó durante décadas y se necesitará mucho tiempo para derrotarlo".

REFUGIADOS SIRIOS

Al Assad también se ha referido al problema de los refugiados sirios, subrayando que la migración ha venido provocada no solo por la falta de seguridad en el país sino también por las sanciones impuestas contra Siria por Occidente y se ha mostrado convencido de que regresarán una vez haya esperanzas de una mejora de la situación del país.

A este respecto, ha subrayado que "hemos comenzado las obras de reconstrucción antes de que haya terminado la crisis para, en la medida de lo posible, paliar las consecuencias de los daños económicos y reducir al mismo tiempo el flujo migratorio al extranjero".

"Las causas de la migración no son solo el terrorismo y la falta de seguridad sino también el bloqueo, las sanciones occidentales impuestas a Siria. Muchos se fueron de zonas seguras, donde no hay terrorismo, a causa del nivel de vida", ha lamentado.

Para leer más