Actualizado 06/01/2013 11:08

Un ataque de un 'drone' de EEUU mata a diez supuestos talibán en Pakistán

Avión No Tripulado (Drone) Estadounidense
REUTERS

DERA ISMAIL JAN (PAKISTÁN), 6 Ene. (Reuters/EP) -

Un ataque de un vehículo aéreo no tripulado (UAV) estadounidense ha acabado con la vida de al menos diez supuestos milicianos talibán en Waziristán del Sur, una zona tribal del norte de Pakistán, según han informado los servicios de Inteligencia paquistaníes.

Días después de que otro ataque aéreo de un avión sin piloto estadounidense con la vida de un líder miliciano en la misma región, el nuevo ataque de un 'drone' estadounidense ha matado a entre diez y doce personas en tres complejos situados en Babar Pehari, en Waziristán del Sur, según han confirmado seis fuentes de los servicios de Inteligencia paquistaníes. Las fuentes han indicado que había más milicianos en los complejos atacados, por lo que el balance de muertos podría aumentar.

Se estima que los tres complejos pertenecían a milicianos del grupos Punjabi Talibán, vinculado con la red terrorista Al Qaeda. Los talibán paquistaníes tiene varias bases en la zona montañosa de Babar, situada a 140 kilómetros al noreste de Wana, donde se encuentra su cuartel general en Waziristán del Sur.

Waziristán del Sur está controlado por el Ejército paquistaní, que mantiene una frágil tregua con los milicianos de la tribu local Wazir. El ataque de este domingo se ha registrado después del que el miércoles pasado acabó con la vida del mulá Nazir, un líder miliciano de la tribu Wazir.

Nazir apoyaba los ataques contra las fuerzas estadounidenses desplegadas en Afganistán aunque había firmado dos acuerdos de paz con el Ejército paquistaní. Este domingo se han registrado manifestaciones de líderes tribales para denunciar su ejecución.

Muchos paquistaníes mantienen que los ataques de vehículos aéreos no tripulados estadounidenses suponen una agresión contra la soberanía paquistaní y denuncian las muertes de civiles que provocan a menudo. Otros paquistaníes sostienen que los ataques con 'drones' son la única forma de acabar con los milicianos que aterrorizan a la población local en zonas que el Ejército paquistaní no logra contorlar.

Los ataques de 'drones' aumentaron drásticamente después de que el actual presidente estadounidense, Barack Obama, tomara posesión de su cargo en 2009. En 2007 sólo se registraron cinco ataques de UAV estadounidenses, cifra que ascendió hasta 117 en 2010 y se redujo en 2011 a 46 ataques.

La cifra exacta de muertos que provocan estos ataques es difícil de verificar. La mayoría de los muertos suelen ser milicianos aunque también fallecen víctimas civiles por estas acciones.