Publicado 15/11/2022 13:53

Un audio de una llamada telefónica muestra la inacción de la Policía de EEUU durante la masacre de Uvalde

Archivo - Imagen de archivo de asistentes al funeral de uno de los niños asesinados durante un tiroteo en un colegio de Uvalde.
Archivo - Imagen de archivo de asistentes al funeral de uno de los niños asesinados durante un tiroteo en un colegio de Uvalde. - San Antonio/Express-News via ZUM / DPA - Archivo


MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un nuevo audio de una llamada telefónica realizada durante la masacre de Uvalde, que se saldó con la muerte de 19 niños y dos profesores, muestra la inacción por parte de la Policía de Texas durante el asalto al colegio, en medio de la polémica por supuestos fallos en la respuesta policial.

De este audio se desprende que el jefe de la Policía sabía que había entre ocho y nueve niños vivos en el interior de la Escuela Elemental Robb y que necesitaban ser rescatados cuanto antes, según informaciones a las que ha tenido acceso la cadena de televisión CNN, que ha indicado que, sin embargo, los agentes no fueron capaces de organizar el rescate de forma apropiada.

El agente Mariano Pargas llamó a sus compañeros del Departamento de Policía de Uvalde para obtener más detalles sobre lo que estaba sucediendo aquel 24 de mayo después de que una niña de diez años se pusiera en contacto con los agentes y asegurara estar en un aula "llena de víctimas".

No obstante, se produjeron una serie de fallos en materia de comunicación y liderazgo, lo que llevó a una respuesta caótica que hizo que los agentes tardaran 77 minutos en frenar al atacante que irrumpió armado en el colegio. Algunos policías han alegado que no estaban al tanto de las llamadas realizadas al 911, mientras que otros han sostenido que no pudieron escuchar las transmisiones por radio.

Ahora, las llamadas realizadas al teléfono de Pagas muestran que uno de los principales jefes del Cuerpo estaba al tanto de la llamada realizada al 911 desde el interior del aula y que daba datos exactos sobre la localización de los niños que quedaban vivos.

La conversación, grabada como parte del procedimiento policial rutinario, muestra cómo Pargas realiza una llamada a las 12.16 (hora local), unos seis minutos después de que la alumna llamara a la Policía, y es puesto al corriente de la situación.

Sin embargo, los análisis de los datos recabados apuntan a que Pargas se dirigió a un agente de la Guardia Fronteriza para informarle de que había víctimas y, sobre las 12.18, olvida nombrar a los niños que siguen con vida cuando habla con un ranger de Texas.

Posteriormente, camina hacia la entrada del colegio, alejándose de los agentes que se encuentran junto a una de las aulas afectadas y quienes no irrumpirían en la clase hasta pasados 30 minutos desde entonces.

Los policías entraron finalmente en las clases y abatieron al asaltante a las 12.50, caso 80 minutos después de que comenzara la masacre en el colegio.

Contador

Más información