Aumenta a 21 el número de víctimas mortales en el atentado a una catedral en el sur de Filipinas

Publicado 27/01/2019 6:58:45CET

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos 21 personas han perdido la vida este domingo y otras 71 han resultado heridas tras registrase dos explosiones en una catedral de una localidad de Jolo, localizada en el sur de Filipinas, según ha informado la Policía local.

Todavía se desconoce el número de heridos en la primera explosión, que se ha producido en la entrada de la catedral de la localidad de Jolo, a unos 1.000 kilómetros al sur de Manila, según ha informado el portavoz militar regional, Gerry Besana.

La segunda explosión ha tenido lugar en el propio párking de la iglesia mientras las fuerzas de seguridad respondían al primero, ha añadido Besana.

El ataque ha tenido lugar tan sólo dos días después de que la Comisión Electoral proclamase que la creación de una entidad autónoma musulmana en la región meridional de Mindanao había sido oficialmente ratificada por el plebiscito celebrado allí el pasado 21 de enero.

Este viernes se anunció que la región, cuya población es mayoritariamente musulmana --al contrario que en el resto del país, donde predomina la religión católica-- había aprobado un plan para gobernarse de manera autónoma en 2022.

El referéndum del pasado lunes concluyó con un 85 por ciento de los votantes pronunciándose a favor de la creación de un área autónoma denominada como Bangsamoro. Sulu formaría parte de esta nueva entidad estatal musulmana.

El secretario de Defensa de Filipinas, Deflín Lorenzada, ha denominado el ataque como un "acto cobarde" y ha urgido a la población local a mantenerse alerta y a colaborar con las autoridades para "evitar que el terrorismo obtenga más victorias".

"Haremos uso de toda la fuerza de la ley para llevar ante la Justicia a los responsables de este incidente", ha apuntado en un comunicado.

La mayor parte de las víctimas han sido civiles. No obstante, al menos siete soldados presentes en la zona después de la primera detonación han perdido la vida.

Besana ha asegurado que cuando puedan examinar los materiales del artefacto explosivo lograrán averiguar quién está detrás del ataque.

El jefe de la Policía Nacional, Oscar Albayalde, ha dicho que es probable que el grupo terrorista islámico Abu Sayyaf esté detrás del atentado.

"Quieren acabar con la paz y el orden haciendo uso de la fuerza y sembrando el caos", ha apuntado.

La región de Jolo es una de las zonas de más actividad de Abu Sayyad, que ha saltado a la escena del terrorismo internacional debido a sus continuos atentados.

Para leer más