Ascienden a doce los muertos por el temporal en Italia

La Plaza San Marcos, en Venecia, inundada por el 'acqua alta' debido al temporal
REUTERS / MANUEL SILVESTRI
Actualizado 30/10/2018 21:42:25 CET

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El balance de víctimas mortales a causa de los tres días de tormentas en Italia ha ascendido a doce, según las autoridades, que han declarado la alerta máxima en varias regiones debido a las fuertes lluvias y vientos registrados.

Según las informaciones recogidas por el diario 'La Repubblica', entre las últimas víctimas mortales figura un bombero voluntario que trabajaba intentando cortar un árbol dañado en San Martino in Badia cuando ha caído por los fuertes vientos.

Los muros del rompeolas de la elegante localidad costera de Rapallo, en el noreste de Italia, han quedado destruidos durante la noche por los fuertes vientos, provocando una avalancha de agua que ha volcado yates y causado graves daños en el área del puerto.

Asimismo, la turística plaza de San Marcos de Venecia ha continuado inundada por segundo día, al igual que la basílica de San Marcos, cuyos suelos de mosaico se encuentran cubiertos por cerca de 90 centímetros de agua.

"La basílica ha envejecido 20 años en un día, y quizá estoy siendo muy optimista sobre ello", ha dicho Carlo Tesserin, el administrador jefe del edificio. Se trata de la segunda vez en este siglo que la basílica queda inundada.

La agencia de protección civil de Italia ha señalado que la última víctima mortal es una persona que practicaba surf en la ciudad de Cattolica, en el mar Adriático.

El organismo ha declarado este martes el nivel de alerta máximo en varias regiones, principalmente en el norte, donde se espera que las tormentas continúen todo el día.

Las autoridades de Venecia prohibieron el lunes el acceso a la céntrica plaza de San Marcos por su elevado nivel de inundación. Se prevé que el clima mejore a partir de la tarde y "dé al país una tregua", ha indicado a Reuters un funcionario de la agencia de protección civil.

Mientras tanto, fuertes nevadas en el centro-sur de Francia, de hasta 40 centímetros en algunas ciudades y pueblos, causaron el caos en algunas carreteras y dejaron sin electricidad a casi 200.000 hogares, según han informado las autoridades el martes.