La aviación turca bombardea ocho escondites de los rebeldes kurdos en el norte de Irak

Actualizado 26/12/2007 12:16:00 CET

ANKARA, 26 Dic. (EP/AP) -

El Ejército turco anunció hoy que su aviación bombardeó hoy ocho presuntos escondites de los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak en una "operación selectiva efectiva" tras detectar "un gran grupo terrorista que se preparaba para pasar el invierno en estos refugios".

En un comunicado en su página web, el Ejército precisa que los escondites fueron localizados en la región de Zap, cerca de la frontera iraquí con Turquía. "Se observó que un gran grupo de terroristas que estaban siendo vigilados por las Fuerzas Armadas turcas desde hace tiempo se estaban preparando para pasar el invierno (...) en ocho cuevas y escondites".

"Los aviones de guerra turcos han atacado los objetivos del mencionado grupo terrorista en una operación selectiva efectiva la mañana del 26 de diciembre", añade el comunicado, que precisa que el Ejército está determinado a seguir con sus operaciones contra los rebeldes kurdos.

Los ataques de hoy son la tercera operación aérea confirmada contra los rebeldes del PKK desde el 16 de diciembre. El Ejército también confirmó que envió tropas terrestres a perseguir a los rebeldes el 18 de diciembre.

Ayer, el Ejército turco había anunciado que había atacado más de 200 objetivos de los rebeldes del PKK en el norte de Irak desde el pasado 16 de diciembre y abatido a cientos de milicianos. Hasta 175 rebeldes fueron abatidos sólo el 16 de diciembre en "edificios no protegios", según el comunicado oficial. Además, el Ejército indicó que atacó otros escondites en una operación trasfronteriza aérea el 22 de diciembre, a la que siguieron disparos de artillería.

El Ejército turco lanzó su primera operacion trasfronteriza confirmada el 16 de diciembre, lo que generó las críticas de las autoridades iraquíes por violar su soberanía. Tras dicha operación se produjo una incursión de fuerzas terrestres, que cruzaron la frontera tras localizar a un grupo de rebeldes kurdos que se disponían a entrar en Turquía.

La última ofensiva confirmada al otro lado de la frontera con Irak se produjo el sábado, cuando aviones militares entraron en el espacio aéreo iraquí y bombardearon presuntos escondites de los rebeldes kurdos. Según el Ejército, es difícil determinar el número exacto de rebeldes muertos, pero calculan que fueron cientos.

Estados Unidos ha estado aportando información de inteligencia a Turquía sobre los rebeldes kurdos desde la reunión que mantuvieron el 5 de noviembre el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, y el presidente estadounidense, George W. Bush, quien dijo que el PKK es un enemigo de Turquía, Irak y Estados Unidos.