Bahréin impone cadena perpetua a tres destacados líderes opositores tras absolverlos en junio

Imagen de archivo de una protesta a favor del líder de Wefaq, Alí Salman
REUTERS / HAMAD I MOHAMMED
Publicado 04/11/2018 10:44:58CET

Amnistía Internacional denuncia que el fallo representa una "farsa judicial" y que las autoridades quieren silenciar a los disidentes

DUBÁI, 4 Nov. (Reuters/EP) -

Un tribunal de Bahréin ha decidido revocar la absolución de tres destacados líderes opositores acusados de espiar para Qatar y ha decidido imponerles una pena de cadena perpetua, un fallo que ha llevado a Amnistía Internacional a denunciar que se ha producido "una farsa judicial".

En un comunicado, la Fiscalía ha dicho que el tribunal ha condenado a cadena perpetua al secretario general del partido opositor Wefaq, Alí Salmán, y a Hasán Sultán y Alí Alaswad, dirigentes de la misma formación, por entregar información confidencial y por recibir apoyo financiero de Qatar.

La Fiscalía de Bahréin recurrió la decisión de un tribunal inferior de absolver a los tres dirigentes opositores, un fallo que supuso una victoria para los acusados, que sostienen que están siendo perseguidos por sus ideas políticas.

Sultán y Alaswad han sido juzgados en rebeldía, mientras que Salmán ya está cumpliendo una condena de cuatro años de prisión por incitar al odio y por insultar al Ministerio del Interior tras haber sido arrestado en 2015.

Junto con Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Egipto, Bahréin impuso un boicot económico y diplomático a Qatar en 2017, tras acusar al país de estar apoyando al terrorismo y de confabularse con Irán en la escena internacional. Qatar niega esas acusaciones y sostiene que están intentando socavar su soberanía.

Desde que las autoridades de Bahréin reprimieron las manifestaciones contra el Gobierno en 2011, los manifestantes se han enfrentado en varias ocasiones contra las fuerzas de seguridad, que han sido objetivo de varios atentados con bomba. El Ejecutivo de Manama acusa a Qatar de haber alentado a los manifestantes y el Gobierno de Doha lo niega.

"Este veredicto es una farsa judicial que demuestra los implacables e ilegales esfuerzos de las autoridades de Bahréin para silenciar cualquier forma de disidencia", ha afirmado Amnistía Internacional en un comunicado. "Alí Salmán es un prisionero de conciencia que está detenido solamente por haber ejercido de forma pacífica su derecho a la libertad de expresión", ha subrayado.

Alaswad, que lleva viviendo en Londres desde 2011, ha explicado a Reuters que la Fiscalía ha empleado testigos secretos y un vídeo de la televisión bahreiní que los expertos creen que está incompleto y que ha sido editado para inculparle.

Los tribunales de Bahréin, país en el que Estados Unidos mantiene la base de la Quinta Flota de la Marina norteamericana, decidieron en 2017 disvolver a los partidos opositores Wefaq y Waad tras acusarles de contribuir a generar violencia y terrorismo.

Además, las autoridades de Bahréin han prohibido que los miemrbros de los partidos prohibidos se presenten a las elecciones parlamentarias convocadas para noviembre. Wefaq, que tiene profundos vínculos con la mayoría musulmana chií, y Waad, que es un partido laico, han hecho campaña a favor de reformas políticas y sociales en Bahréin, un país gobernado por una familia real suní.