Al Bashir asegura que los periodistas detenidos en el marco de las protestas en Sudán serán liberados

Publicado 07/02/2019 4:37:33CET
REUTERS / MOHAMED NURELDIN ABDALLAH

JARTUM, 7 Feb. (Reuters/EP) -

El presidente de Sudán, Omar al Bashir, ha asegurado este miércoles que se compromete a liberar a los periodistas detenidos en el marco de las manifestaciones casi diarias contra su Gobierno y ha añadido que la mayoría de los manifestantes son jóvenes y con pocas perspectivas.

Las protestas comenzaron el 19 de diciembre por la subida de los precios del pan, uno de los resultados de la aguda crisis económica que comenzó cuando el sur del país se independizó tras un referéndum en 2011, llevándose consigo la riqueza petrolera.

La contundente represión por parte de las autoridades ha contribuido a enfurecer aún más a los manifestantes. Al menos 26 personas han muerto, según las autoridades, y cientos más han resultado heridas, si bien los grupos de defensa de los Derechos Humanos sitúan el balance de víctimas en al menos 40. Además se han detenido a activistas políticos, miembros de la sociedad civil y periodistas.

Al Bashir ha señalado este miércoles que todos los periodistas encarcelados en relación con las protestas serán liberados. Según activistas, hay al menos 16 periodistas encarcelados.

El presidente ha indicado además que la mayoría de los manifestantes son jóvenes y que "hay factores que los obligan a salir a las calles", como la inflación. Las declaraciones de Al Bashir suponen un drástico contraste con las anteriores, en las que pedía que las "ratas regresen a sus agujeros".

Al Bashir también ha afirmado que la ira de los jóvenes se vio alimentada por la "implementación incorrecta" de las leyes de orden público de Sudán. Las leyes de moralidad han sido criticadas por organizaciones defensoras de Derechos Humanos por restringir la libertad de las mujeres, por ejemplo, convirtiendo en delito que una mujer use pantalones.

El ministro de Defensa, Awad Mohamed Ahmed Ibn Auf, señaló este lunes que los jóvenes en las protestas tenían una "ambición razonable".

LAS PROTESTAS

Las movilizaciones comenzaron el 19 de diciembre en respuesta a la crisis económica, pero pronto la petición de dimisión de Al Bashir --que lleva 30 años en el poder-- se convirtió en la principal reivindicación, ya que le consideran responsable de los problemas del país.

Al Bashir ha responsabilizado de las protestas a "agentes" extranjeros y ha retado a sus rivales a tratar de llegar al poder a través de las urnas. Asimismo, ha advertido de que no permitirá ninguna 'Primavera Árabe', en alusión a la ola de protestas que sacudió Oriente Próximo y el norte de África en 2011.

Sobre Al Bashir pesa una orden de arresto del Tribunal Penal Internacional (TPI) por genocidio y crímenes contra la Humanidad por los presuntos abusos cometidos en la provincia de Darfur. Hasta ahora se ha librado del procesamiento al evitar su detención viajando sólo a países aliados.

Para leer más