Bélgica.- El rey Alberto II pide unidad a los belgas tras la crisis política que ha atravesado el país

Actualizado 24/12/2007 16:06:23 CET

BRUSELAS, 24 Dic. (EP/AP) -

El rey belga, Alberto II, pidió hoy unidad a los belgas tras la crisis política que ha atravesado el país. Con motivo de su mensaje navideño, el rey solicitó a los francófonos y a los hablantes de holandés que superen las diferencias que generaron la grave crisis que se desarrolló durante gran parte de este año.

"A veces tenemos la impresión de que nuestras relaciones con los países extranjeros están mejor organizadas y mejor estructuradas que las del interior de nuestro propio país", aseguró.

El monarca destacó que Bélgica ha tenido que aprender varias lecciones como consecuencia de la crisis, en cuyo fondo se encuentra una disputa entre los políticos flamencos, que quieren que la región septentrional del país obtenga una mayor autonomía, y los políticos francófonos, que creen que esta medida reduciría los fondos que reciben y destruiría la unidad del país.

En este sentido, señaló que "es indispensable desarrollar y fortalecer los contactos e intercambios entre los dirigentes de todas las zonas de las diferentes comunidades y regiones".

Además, consideró que Bélgica puede llegar a ser dentro de Europa "ejemplo de una sociedad en donde diversas culturas pueden vivir harmoniosamente". "No es un sueño imposible", añadió.

Por ello, instó a los belgas a esforzarse más para conseguir que los jóvenes aprendan a hablar tanto francés como holandés. También invitó a flamencos y francófonos a unirse en la lucha contra la pobreza, tanto en su país como en África.

Asimismo, alabó las virtudes que caracterizan a los belgas y que son "la creatividad, el sentido común y el espíritu de compromiso", gracias a las cuales se consiguió formar la semana pasada un Gobierno interino que puso fin a seis meses de crisis política durante los que se temió la separación territorial del país.