Actualizado 22/02/2022 15:31

Bielorrusia "respeta" el apoyo de Rusia a la independencia de Donetsk y Lugansk y culpa a la OTAN de la crisis

Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia
Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia - PRESIDENCIA DE BIELORRUSIA

En directo | Crisis en Ucrania

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Bielorrusia ha comunicado este martes que "respeta" y "comprende" la reciente decisión de Rusia de reconocer la independencia de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk y critica que desde la OTAN se haya "inflado" con armamento y tropas a los vecinos de la región.

El Ministerio de Exteriores de Bielorrusia ha explicado que su decisión de apoyar el reconocimiento de Moscú a la independencia de estas dos regiones es por causas "humanas" y "humanitarias", ya que hay una "cantidad de ciudadanos de origen ruso que viven en estos dos territorios y sufren dificultades desde hace ocho años".

Por otro parte, Bielorrusia ha responsabilizado directamente al "comportamiento imprudente" de los líderes y políticos "de varios países occidentales", quienes en los últimos años han preferido aumentar "la presión" y "las amenazas" para "resolver sus propios problemas e intereses nacionales e internacionales".

"El respeto por los intereses de otros participantes en el proceso ha sido reemplazado casi universalmente por medidas restrictivas unilaterales, presión híbrida y retórica agresiva", señala el texto de Exteriores, recogido por la agencia estatal de noticias Belta.

"Esto ha resultado en un rápido crecimiento de las tensiones en la región, la degradación del sistema de seguridad internacional que se creó durante décadas, la disminución de la autoridad de fuentes tan importantes de paz y seguridad como la ONU y la OSCE, la devaluación de los tratados y acuerdos internacionales y las obligaciones contraídas en virtud de ellos", denuncia.

"Es necesario dejar de provocar la violencia, inflar a Ucrania y los países bálticos con tropas y armas, e imponer sanciones ilegales", ha señalado Minsk en clara alusión a Estados Unidos y la Unión Europea.

"Los bielorrusos conocen los horrores de la guerra como nadie, y el deseo de vivir en paz y armonía entre los pueblos está en nuestro código genético", ha remarcado Exteriores en un comunicado, en el que han situado a la diplomacia como método "prioritario" para solucionar el conflicto y "evitar el derramamiento de sangre entre los pueblos eslavos hermanos".

En ese sentido, Bielorrusia se ha propuesto como intermediario para contribuir en este proceso de intermediación y ha pedido a "todas las partes" que se abstengan de incrementar la escalada militar y "cualquier otra acción que bloquee el camino hacia la paz".

Más información