Birmania condena a siete años de prisión a los dos periodistas de Reuters detenidos por violar secretos de Estado

Familiares de los periodistas Wa Lone y Kyaw Soe Oo esperando el veredicto.
REUTERS / MATTHEW TOSTEVIN
Actualizado 03/09/2018 7:48:21 CET

RANGÚN, 3 (Reuters/EP)

Un juez de Birmania ha condenado este lunes a los dos periodistas de la agencia de noticias Reuters Wa Lone y Kyaw Soe Oo, que fueron detenidos en diciembre, a siete años de prisión por violar la Ley de Secretos Oficiales del país.

El juez de distrito Ye Lwin ha indicado que "los acusados han vulnerado la Ley de Secretos Oficiales de 1923 y por ello deben ser condenados a siete años de cárcel". "El tiempo que han permanecido encarcelados desde el 12 de diciembre se tendrá en cuenta", ha fallado el juez.

Los dos periodistas, de 32 y 28 años, han denunciado que fueron detenidos después de que varios agentes de la Policía les ofrecieran una serie de documentos durante una cena a las afueras de Rangún, lo que han tildado como una "trampa" para encarcelarlos.

El director ejecutivo de Reuters, Stephen Adler, ha lamentado la decisión del juez y ha aseverado que se trata de "un paso atrás para la transición hacia la democracia de Birmania". En este sentido, ha instado a las autoridades birmanas "a corregir cuanto antes el error que se ha cometido" al condenar a los periodistas.

"Hoy es un día triste para Birmania, para los periodistas de Reuters Wa Lone y Kyaw Soe Oo, y para la prensa en todas partes", ha aseverado Adler en un comunicado. "Estos dos periodistas admirables han pasado ya casi nueve meses en prisión por unos falsos cargos diseñados para silenciar e intimidar a la prensa", ha alertado.

"Sin ninguna prueba que demuestre su culpabilidad (...) el veredicto de hoy los condena a seguir perdiendo su libertad y mantiene la impunidad de las fuerzas de seguridad del país", ha añadido Adler.

"No tengo miedo", ha aseverado Wa Lone tras conocer el veredicto, que se ha pospuesto una semana debido al delicado estado de salud del juez a cargo del caso. "No he hecho nada mal. Creo en la justicia, en la democracia y en la libertad", ha manifestado.

El Ministerio de Información había indicado previamente que ambos estaban detenidos por "adquirir información de forma ilegal con la intención de compartirla con la prensa extranjera".

Los periodistas de Reuters estaban en Birmania para cubrir la crisis de los rohingya. Más de 400 han muerto y más de 700.000 han huido a Bangladesh a causa de la operación militar puesta en marcha por el Gobierno contra esta minoría en represalia por un ataque perpetrado el pasado 25 de agosto por insurgentes rohingya contra las fuerzas de seguridad.

LA COMUNIDAD INTERNACIONAL LAMENTA LA DECISIÓN DEL JUEZ

Defensores de los Derechos Humanos, así como la Unión Europea, Naciones Unidas y países como Estados Unidos, Canadá y Australia han instado a las autoridades birmanas a poner en libertad a los dos periodistas.

El embajador de Reino Unido en Birmania, Dan Chugg, ha lamentado la decisión y ha aseverado que Londres está "extremadamente decepcionado con el veredicto". "La libertad de expresión y la ley es fundamental en una democracia. Hoy el juez parece haber ignorado las pruebas y las leyes de Birmania", ha afirmado.

Scot Marciel, el embajador estadounidense en el país asiático, ha expresado que la decisión es "profundamente preocupante para todos aquellos que han luchado por la libertad de prensa en el país" y ha expresado que está "triste por Wa Lone y Kyaw Soe Oo, así como sus familias, pero también por Birmania".

"Creo que uno tiene que preguntarse si este proceso aumentará o disminuirá la confianza del pueblo birmano en su sistema judicial", ha añadido.

Por otra parte, el coordinador humanitario de Naciones Unidas en Birmania, Knut Ostby, ha destacado que una "prensa libre es esencial para la paz, la justicia y los Derechos Humanos de todos" y ha mostrado su "decepción" ante el veredicto emitido.

"Naciones Unidas ha instado a que se ponga en libertad a estos dos periodistas y ha pedido a las autoridades que respeten su derecho a la libertad de expresión e información. Wa Lone y Kyaw Soe Oo deberían tener la opción de volver junto a sus familias y continuar trabajando como periodistas", ha señalado.