Publicado 24/06/2021 19:53CET

Bolsonaro dice que no responde "a los idiotas" que le preguntan por corrupción en la compra de la vacuna india

Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro - Marcos Correa/Brazilian Presiden / DPA

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha rechazado este jueves las acusaciones de cohecho que se han lanzado sobre su Gobierno en la compra de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por India, afirmando que no hace entrevistas ni responde a las preguntas de los "idiotas".

"Para tristeza de unos pocos, el Gobierno está cumpliendo dos años y medio sin un solo cargo de corrupción. No tiene sentido inventar una vacuna, porque no hemos recibido ni una sola dosis de la que se está hablando en la prensa", ha dicho en un acto en el municipio de Jucurutu, en el norte de Brasil, a donde ha ido para supervisar las obras de una represa levantada en la región.

La semana pasada, el periódico 'Folha de Sao Paulo' reveló "inusual presión" que habría sufrido un trabajador del Ministerio de Salud para adelantar la compra de Covaxin, lo que ha abierto una nueva línea de estudio por parte de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) por, además, posibles sobrecostes en la adquisición de esta vacuna india contra el coronavirus.

La CPI investiga un contrato del Ministerio de Salud con la Need Medicines, representante de la compañía india Bharat Biotech en Brasil. Bolsonaro, quien él mismo intercedió para acelerar su compra a través de una carta dirigida al primer ministro indio, Narendra Modi, habría recibido informes hace tres meses siendo alertado de se estarían cometiendo irregularidades, sin que por ello actuara.

Covaxina es la vacuna más cara hasta ahora adquirida por el Gobierno de Brasil, unos 80 reales por dosis (13 euros), cuyas negociaciones concluyeron en un tiempo récord, en comparación a las de Pfizer o las del Instituto Butantan.

Bolsonaro ha preferido este jueves no pronunciarse al respecto, diciéndole a la prensa que "no tengo que dar entrevistas" ni "responder a las preguntas de idiotas", pero si ha reaccionado ordenando a la Policía Federal iniciar una investigación contra ese funcionario del ministerio que alertó de lo ocurrido, Luis Ricardo Miranda.