Publicado 02/12/2021 17:53CET

Boris Johnson se pone la dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19

Boris Johnson posa ante las cámaras tras recibir la dosis de refuerzo.
Boris Johnson posa ante las cámaras tras recibir la dosis de refuerzo. - Andrew Parsons/No10 Downing Stre / DPA

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Boris Johnson, se ha puesto este jueves la dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19 en el Hospital Saint Thomas de Londres, el mismo en el que se recuperó cuando se infectó del virus, y ha insistido en que el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) hará un esfuerzo para ofrecer una tercera dosis a todos los adultos a finales de enero.

Johnson, que ha hecho un gesto de victoria frente a las cámaras al recibir la inyección, ha animado a la población británica a vacunarse antes de que empiece la temporada navideña. "La variante ómicron no va a anular el valor que tiene una tercera dosis", ha dicho el primer ministro británico, según ha informado el periódico londinense 'The Evening Standard'.

Después de vacunarse, el 'premier' ha escrito en las redes sociales: "Cuando llega tu turno, ponte la vacuna de refuerzo. No podemos dar al virus una segunda oportunidad".

Pese al endurecimiento de las restricciones por la variante ómicron de coronavirus, Johnson ha insistido, tal y como explicó este martes, en que los planes navideños de los británicos están asegurados.

Por su parte, el ministro de Salud, Sajid Javid, explicó el miércoles que la ciudadanía debe tener "un poco de precaución" y recomendó los test rápidos para la COVID-19 en caso de acudir a una celebración en la que haya varias personas.

Las altas cifras de contagios de COVID-19 que las autoridades sanitarias británicas han constatado de forma sostenida en las últimas semanas llevaron a los expertos a pedir que el Gobierno introdujera medidas restrictivas para frenar la propagación de la enfermedad. En ese sentido, el Parlamento británico aprobó el 27 de noviembre reintroducir el uso obligatorio de la mascarilla en el transporte público y tiendas de Inglaterra.

Asimismo, el Gobierno británico ha impuesto una cuarentena obligatoria de diez días para cualquier persona que haya mantenido contacto estrecho con cualquier positivo por la nueva variante, haya sido vacunado o no. Los primeros casos de la variante ómicron de coronavirus se detectaron Nottingham y en Brentwood, en Essex.

Reino Unido atraviesa ahora una nueva subida de contagios con más de 53.945 contagios nuevos notificados este jueves, según el último balance, y más de 141 fallecidos al día. El país ha registrado 10,3 millones de positivos y más de 145.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia.